Riff – Ruedas de Metal (1981)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Ruedas de Metal: 9
  2. Sordidez: 8,5
  3. El Marques Bajo La Luz: 9
  4. Mucho Por Hacer: 8,5
  5. No Detenga Su Motor: 8
  6. Rayo Luminoso: 8
  7. Necesitamos Mas Acción: 8,5
  8. Alas del Mal: 9
  9. Boff No Puedo Soportarlo Más: 8,5

En 1980 se desarrolló un recital que se conoció como “Adios Pappo’s Blues, Bienvenido Riff”. Como el nombre lo sugería, el evento anunciaría la llegada de la nueva banda de Pappo, Riff, y el fin de la leyenda de Pappo’s Blues.

La historia cuenta que Riff se formaría luego de que el Carpo retornara de su travesía en Europa. Fue durante su viaje que tomó la influencia del New Wave of British Heavy Metal, es decir de bandas como Motörhead y Judas Priest, para armar su nuevo proyecto que se acercaba a un sonido más metalero y se alejaba del Blues.

Su álbum debut no tardaría en llegar, en 1981 editarían Ruedas de Metal. Su portada con una estética similar a cualquiera de Motörhead pero con una moto en lugar de una imagen cadavérica/diabólica ya nos da las pautas de lo que vamos a encontrar. Pappo, como el motoquero que siempre fue, junto a su banda nos ofrece un sonido bien duro y potente, sin embargo nunca alcanza la intensidad y velocidad del Thrash que sí tenía la banda de Lemmy Kilmister. No, Riff es más bien una banda como AC/DC, ubicada sin problemas entre el Hard Rock y el Heavy Metal. De hecho comparten ciertas similitudes, mientras que AC/DC se apoya en los riff ultra poderosos de Angus Young, Riff se apalanca en las cualidades de Pappo. Y cuando alguno se atreve a criticar a AC/DC argumentando que “sus canciones son todas iguales”, a Riff también se le puede reprochar la misma característica.

Desde este aspecto, centrándonos más en Ruedas de Metal lo primero que quiero remarcar es que su hard rock es terriblemente reiterativo. ¿Cuantas bandas de los setenta hicieron un disco como este? Montones. Sin embargo, también quiero decir que su hard rock genérico es irresistiblemente entretenido, aplastante e impecable. Ninguna canción de Ruedas de Metal tiene desperdicio, todas tienen un nivel que van de muy bueno a excelente. Resaltándose algunas por alguna cualidad en particular, como el riff arrollador de la homónima “Ruedas de Metal”, el tremendo solo de guitarra de “El Marques Bajo La Luz” y la potencia impactante de “Alas del Mal”. El resto de sus temas son también remarcables, pero diluyen sus virtudes en sus semejanzas.

El Carpo lo volvió a hacer. No solo hizo que su gente no extrañara a Pappo’s Blues, sino que continuó desarrollándose en el nuevo estilo de Riff que lo siguió consolidando como una figura icónica del Rock Argentino.

Persy

Anuncios

Publicado el enero 27, 2011 en Riff. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: