Zumbadores – Frutilla y Almeja (2004)

Puntaje del Disco: 7

  1. El Ritmo de los Condenados: 7
  2. La Chica de la Luna: 8,5
  3. Fuego de Artificio: 6
  4. Diablita Mestiza: 5,5
  5. Ciega Marcha de los Sentidos: 7
  6. La Mula de Omar: 7,5
  7. Rock Para Titanes: 8
  8. Viejos Naipes: 8,5
  9. El Club de la Peor Especie: 7,5
  10. Caldo de Cultivo: 6
  11. Ciervos, Corzos y Gacelas: 7

Zumbadores nació a principios del año 2000 cuando Alejandro “Coco” Fassi, líder y encargado de las voces, disuelve su banda anterior Mala Suerta y le empieza a dar forma a un nuevo proyecto. El nombre proviene de una leyenda sobre un pájaro mítico de Jamaica, El colibrí zumbador, considerado sagrado por diseminar nueva vida.

En sus primeros años como cualquier grupo que busca hacerse conocido y empezar a tocar comenzaron a circular en el under porteño, debutaron en Marzo del 2000 en el Imaginario Bar ubicado en Guardia Vieja y Bulnes en la Ciudad de Buenos Aires. En 2001 comienzan a grabar en estudio y de esas grabaciones surge lo que técnicamente (pero no en forma oficial) sería su disco debut que incluiría temas más que aceptables como “El Rock del Gran Villano”, “Insomnio” y “Boomerang”(que son los primeros que escuche de ellos por aquellos años y lograron llamarme la atención). Desde estos primeros trabajos encontramos cierta similitud con uno de los grupos más influyentes del rock nacional: Los Redonditos de Ricota. La áspera voz del indio y algunos punteos que recuerdan a la guitarra de Skay dicen presente de forma muy eveidente en la música de los Zumbadores, por lo menos en sus comienzos.

La banda experimento un gran crecimiento en los años siguientes, llegando a formar parte de festivales multitudinarios como el Quilmes Rock en 2003 y tocando en solitario en varias oportunidades en Cemento y en el Teatro Arlequines, presentaciones de las que se desprendería un disco pirata en directo bastante recomendable. Pero gracias a su primer trabajo oficial Frutilla y Almeja (2004) el grupo experimentaría su mayor crecimiento en popularidad y los llevó a presentarlo en un escenario de mayor convocatoria como el Teatro Colegiales.

En Frutilla y Almeja el grupo demuestra que puede sonar bien aun sin una propuesta realmente innovadora nos dejaron algunas buenas canciones como “La Chica de la Luna”, “Rock Para Titanes” y “Viejos Naipes”. A partir de su segundo material un par de años mas tarde los Zumbadores abandonarían el lugar de típica banda de rock ricotera para demostrar una identidad y estilo propio.

F.V.

Anuncios

Publicado el septiembre 18, 2011 en Zumbadores. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: