Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota – ¡Bang! ¡Bang! Estás Liquidado (1989)

Puntaje del Disco: 9

  1. Héroe del Whisky: 8
  2. Rock Para los Dientes: 8,5
  3. La Parabellum del Buen Psicópata: 9
  4. Un Pac-man en el Savoy: 7
  5. Nadie es Perfecto: 9
  6. Esa Estrella Era Mi Lujo: 9,5
  7. Maldición Va a Ser un Día Hermoso: 8,5
  8. Ropa Sucia: 8,5
  9. Nuestro Amo Juega al Esclavo: 9,5

A comienzos de 1988 Los Redondos comenzarían las grabaciones de lo que significaría el disco que los alejaría definitivamente del ambiente under para convertirlos en el fenómeno de masas más importante del país.

¡Bang! ¡Bang! Estás Liquidado (1989) tenía la difícil tarea de suceder a un discazo como Un Baión Para el Ojo Idiota, para dicho objetivo según relataba  Skay Beillinson por aquellos días el grupo se enfocó en las grabaciones de la siguiente forma: “Estuvimos quince días para mediados de febrero, y de movida empezamos a grabar las bases, con viola, bajo y batería. No tocamos con auriculares, porque estamos acostumbrados a recibir el sonido del instrumento, tal como te llega en la sala de ensayo, y a través del auricular es como que te sentís más separado. El primer día estuvimos más que nada zapando, buscando sonido, tratando de sacarnos un poco el miedo al lugar, porque viste que entras a un estudio y enseguida te sentís medio raro, no reconoces el sonido de los instrumentos. Entonces tocamos un rato, fuimos buscando la ambientación, cambiando el lugar de la batería, acomodando las cosas de manera de sentirnos más cómodos. Y después grabamos todas las bases”.

La presentación de ¡Bang! ¡Bang! Estás Liquidado se llevó nada más y nada menos en Obras Sanitarias para fines de 1989. Con resultado tan exitoso que el 29 de diciembre de 1989, días después de llenar dos veces el Estadio Obras Sanitarias, se presentan en el campo de hockey del mismo club, ante 25.000 fanáticos, cifra inédita hasta entonces para ellos. Entonces se sucedieron las noches de Obras en 1990, en las que Patricio Rey fue amo exclusivo de cada una de ellas.

Volviendo al disco en si, que nuevamente contó con ilustraciones de Rocambole esta vez con la inclusión de una obra de Goya como un homenaje a el, los temas que sobresalen son “La Parabellum del Buen Psicópata”, “Nadie es Perfecto”, “Esa Estrella Era Mi Lujo” y “Nuestro Amo Juega al Esclavo”. Verdaderos himnos que quedarían inmortalizados para siempre en el universo ricotero.

Las presentaciones en Obras continuaban repitiéndose hasta que la tragedia encontraría al grupo más popular del país en Abril de 1991. En uno de sus conciertos, en las afueras del estadio, la Policía detiene a unas 40 personas, entre las que se encuentra Walter Bulacio (de tan solo diecisiete años), quien tras pasar horas encerrado en un calabozo y 5 días en coma, muere en medio de declaraciones contradictorias. La carátula pasa de “muerte por lesiones graves” a “muerte dudosa”, pero los culpables no aparecen, pese a las marchas de repudio. Desde ese entonces, un nuevo cantito es incorporado por el público: “Yo sabía, yo sabía, a Bulacio lo mató la Policía”.

F.V.

Anuncios

Publicado el septiembre 9, 2012 en Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: