Archivos Mensuales: abril 2014

Carajo – Carajo (2002)

Carajo - Carajo (2002)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Resistiendo Con Ideas: 8
  2. Sacate la Mierda: 7
  3. El Vago: 7
  4. La Parca: 6,5
  5. Salvaje: 8
  6. Noche: 7,5
  7. Ironía: 8,5
  8. Pura Vida: 8
  9. La Guerra y la Paz: 8
  10. Mal Popular: 7,5
  11. Conquistador: 7,5
  12. Estilo de Vida: 7

Marcelo “Corvata” Corvalán y Andres Vilanova, dos ex A.N.I.M.A.L. que decidieron abandonar la banda en distintos momentos, se juntaron a fines del año 2000 para un nuevo proyecto, para esto convocaron al amigo de Vilanova el guitarrista Hernan Langer y formaron una de las bandas de metal y rock alternativo más importantes en la actualidad: Carajo.

Su primera presentación oficial se llevo a cabo el 25 de mayo de 2001 en el Whisky a GoGo de Buenos Aires con una aceptación unánime del público presente y a partir de ese momento formarían parte constante del circuito under porteño y realizarían algunas giras por el interior.

El verano de 2002 los encontró en los estudios Del Abasto al Pasto” para la grabación de su primer álbum oficial de la mano del productor artístico y ejecutivo Alejandro Vázquez. Finalmente Carajo fue lanzado al público el 1 de Agosto de 2002 con excelente repercusión, en un año complicado para la economía argentina el flamante CD tuvo una muy buena acogida y les posibilito realizar shows más grandes como su presentación oficial en The Roxy ante más de mil fans.

Con letras comprometidas con la crisis social que atravesaba el país y un sonido demoledor Carajo supo ganarse un lugar en primer lugar gracias a su primer corte “Sacate la Mierda” pero sería apoyado por otros temas aún mejores como “Resistiendo Con Ideas”, “Salvaje”, “Ironía” y “Pura Vida”.

El puntapié inicial para su creciente carrera estaba dado, de aquí en más irían creciendo en popularidad y reconocimiento y hasta variando en su sonido en aquel momento directo y potente que fue incorporando variantes y sofisticándose hasta convertirse en la banda madura que son hoy día.

F.V.

Anuncios

Futbol – Papa se va a Japón (2008)

Futbol - Papa se va a Japón (2008)

Puntaje del Disco: 8

  1. Chime gime: 7,5
  2. No llores niño: 8
  3. Beto “mataporgusto”: 8
  4. ¡Eh, Gaucho!: 8
  5. Tundra: 7
  6. Divinidad: 8
  7. Salvaje: 8,5
  8. Poncho y cadenas: 7,5
  9. Pastor: 7,5

Tras la epopeya vanguardista instrumental de Más Bambino que Nunca, en el 2008 llegaría el tercer disco de Futbol: Papa se va a Japón.

Pese a su denominación de clara referencia futbolera, a esta altura ya sabemos que el estilo musical de este trío poco tiene que ver con las canciones de cancha. De hecho, en este trabajo el grupo demuestra cierto aire gauchesco (más con su violín). Además hay una evolución respecto a su predecesor. Por un lado, su sonido es más simple, efectivo y directo que en  Más Bambino que Nunca. Aun así, siguen siendo experimentales, pero más que nada en las estructuras de sus canciones que denotan improvisación y que no buscan ser lineales como para diferenciarse del resto.

En ese sentido Futbol tiene acercamientos al post punk (y al punk rock también) de The Fall. Y si a eso le sumamos que las composiciones, si bien son cortas (duran entre 1 y 2 minutos la mayoría), son mucho más sólidas e incluso más divertidas (en letras y ritmos) de las que veníamos escuchando. Por eso me atrevo a decir que Papa se va a Japón es el mejor trabajo discográfico que Futbol lanzó hasta entonces.

Persy

Los Piojos – Civilización (2007)

Los Piojos - Civilización (2007)

Puntaje del Disco: 8

  1. Manjar: 8
  2. Pacífico: 9,5
  3. Civilización: 7,5
  4. Bicho de Ciudad: 8,5
  5. Pollo Viejo: 6,5
  6. Cruces y Flores: 7
  7. Difícil: 8,5
  8. Un Buen Día: 6,5
  9. Basta de Penas: 8,5
  10. Unbekannt: 8
  11. Salitral: 7
  12. Hoy es Hoy: 8
  13. Buenos Días Palomar: 8

El séptimo álbum de estudio de Los Piojos, Civilización, se hizo esperar un tiempo mayor al habitual pero en Agosto de 2007 saldría a las ventas con una original lanzamiento. Para promocionarlo la banda recorrió la zona céntrica de la ciudad de Buenos Aires en un camión tocando todo su nuevo material y algunos viejos temas.

Musicalmente hablando Civilización es considerado por muchos como su mejor disco, donde alcanzarían su punto máximo de madurez. En mi opinión si bien estamos ante una banda totalmente establecida, que suena muy bien y encontramos un repertorio variado con grandes canciones como “Pacífico”, “Bicho de Ciudad” y “Basta de Penas” por momentos es algo desparejo, con momentos altos y bajos, pero en líneas generales es un muy buen material.

La presentación oficial se llevaría a cabo en el Polideportivo de Mar del Plata el 17 y 18 de Agosto y a partir de ese momento girarían por todo el país con un multitudinario show en el Estadio Único de La Plata para cerrar el año.

El 2008 comenzaría como siempre sobre los escenarios tocando en las locaciones veraniegas y los festivales tradicionales como el Cosquin Rock. Y más adelante encararían una gira por España y a su vuelta gran cantidad de presentaciones en el Luna Park porteño llegando a ser once presentaciones al terminar ese año. Pero como nota negativa por diferencias irreconciliables entre ellos y luego de veinte años de tocar juntos se alejaría el guitarrista Daniel Piti Fernández, en septiembre de 2008, para concretar su proyecto, La Franela. Su reemplazante sería la voz del grupo Catimbao de reggae, Juanchi Bisio.

Las cosas no estaban bien en Los Piojos. Y una cantidad de rumores empezaron a invadir el ambiente. 2009 los encontró tocando como siempre en Mar del Plata y Cosquin y en otro festival más tarde el Quilmes Rock en el estadio de River Plate. Al poco tiempo se conocería lo que muchos intuían mediante un comunicado anunciarían un “parate por tiempo indefinido”, que en realidad todos intuían que sería definitivo. El último ritual piojoso se iba a llevar a cabo en el Club Ciudad de Buenos Aires pero ante la casi consumada separación la demanda fue tan alta que tuvieron que llevar la despedida al Estadio de River Plate donde finalmente el 30 de Mayo de 2009 ante más de 65.000 personas en un show inolvidable le darían el cierre definitivo a su gran carrera.

Se escribió mucho sobre los motivos de las peleas y con el correr de los años sus integrantes comenzaron a hablar y desnudar las diferencias entre Andrés Ciro y el resto de los integrantes. Así lo explicaría Roger, su último baterista: “No fue un parate, como se había dicho, sino una ruptura. Fue un mensaje mal dado a la gente. Fue un mensaje mal dado de una persona, y no estuvimos todos de acuerdo con eso. No salgo a hablar, ni a decir cosas malas porque respeto mucho al público, que me trató bien desde el momento cero. Estoy inmensamente agradecido de todos los años que viví en la banda. Fui parte de esa familia piojosa que fue increíble. Esto tiene que ver con cosas que van a quedar en la banda y respeto quien las dice y quien no las quiere salir a decir, pero no me parece mentir. Aclaro, pero no comparto ni me involucro en que la carta que se difundió no está escrita por todos Los Piojos. Fue una decisión tomada por toda la banda, en la cual se separó, no tomó distancia. Por algo se tocó en River, si no, hubiéramos tocado en el Buenos Aires.”

Dando más detalles sobre los motivos Piti contaría su versión de la historia: “A los 35 años me di cuenta que no estaba para estar chocando o discutiendo, me bajé por eso, porque estaba saturado. A la banda la fundé cuando tenía 17 años. Le puse Los Piojos por un tema de Fabiana Cantilo: “Los Piojos del Submundo”. A pesar de eso, hubo un integrante de la banda que quiso cambiar el nombre… pero vamos a dejarlo acá… Por ahí le quería poner Los Perchas, qué se yo”. Y escarbaría aún más en las internas: “Éramos una empresa y cada uno tenía una parte; entonces yo propuse algo que todos votaron en contra. Y bueno, ante una votación unánime en contra, chau. Quería que volvamos a ganar todos lo mismo, porque en un momento Ciro propuso ganar más plata y yo le dije: ‘No, negro. En la banda que fundé yo, no voy a ganar menos que nadie’. Y me bajé por eso. Creo que es la primera vez que lo digo. Lo venía manteniendo en secreto. Ciro vino y dijo: ‘Creo que me deberían reconocer que estamos dónde estamos por lo que yo hago’. A lo que yo le dije: ‘Yo te lo reconozco, sos un genio. Pero vamos a cobrar todos lo mismo’. El resto de la banda creyó que no debía ser así, que Andrés tenía que ganar más. Eso pasó durante dos años. Yo lo acepté, pero en el fondo sabía que aceptando eso la banda se iba a terminar.”

Al poco tiempo Ciro saldría al cruce de las declaraciones de sus ex compañeros: “Me produjo tristeza, bronca y me pareció una actitud muy baja. , cada uno de esos argumentos se contesta solo, yo no quise entrar en un juego que solamente iba a favorecer a los medios y a los que estaban atacando. El tiempo iba a mostrar quién era quién como músico y como persona. Hoy, el 95 por ciento de la gente que trabajaba con Los Piojos trabaja conmigo: más allá de que les doy trabajo, es porque eligen hacerlo.” “Yo era el líder y me encargaba de proponer cosas para escenario, la lista de temas para el show, me juntaba con el que hacía la tapa del disco, daba las notas y dos millones de cosas para las que los demás se relajaban en el tiempo. Entonces, ¿si te relajaste ahora venís con que no estabas de acuerdo? La pasaste bárbaro, te compraste lo que quisiste y resulta que estaba todo mal, cuando en 20 años no te quejaste ni hiciste ningún planteo. Igual, he leído cosas que están tan lejos de la verdad que ni sentido tiene contestarlas. La gente se dio cuenta”, sentenció.

F.V.

Color Humano – Color Humano 3 (1974)

Color Humano - Color Humano 3 (1974)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Hombre de las cumbres: 9
  2. Mañana por la noche: 7
  3. A través de los inviernos: 8,5
  4. Hace casi 2000 años: 8,5
  5. Cosas rústicas: 9,5
  6. Las historias que tengo: 8
  7. Vestidos de agua: 8,5

En el año 1973, Color Humano lanzaría su segundo disco Color Humano 2, que había sido pensado como un disco doble. Sin embargo terminaron editando dos discos separados, siendo Color Humano 3, lo que hubiera sido la segunda parte de Color Humano 2. La tapa es de hecho la misma pero de espaldas.

Y como tal este tercer disco de la banda es una prolongación de lo que venían haciendo: hard rock y blues rock con combinaciones de rock progresivo. En ese sentido el trío no realiza nada particularmente novedoso (cosa que ya sabíamos de sus trabajos predecesores), pero se nota como que el grupo asienta su estilo. Como que se siente más cómo y sólido con lo que hace.

Me gusta el sonido de la banda ya desde que empieza el álbum. “Hombre de las cumbres” tiene un sonido oscuro algo melancólico. No soy un gran fan de la voz de Edelmiro, pero me gusta el tema como suena. Me encanta el solo de guitarra bien psicodélico. Después está “Mañana por la noche”,  un blues rock bastante genérico pero que no está mal. Me gustan sus punteos más acústicos. Luego tenemos a  “A través de los inviernos”, que tiene polenta en su riff y arreglos que le dan una atmósfera a lo Sabbath diferente a sus otros cortes.

Color Humano 3 continua con sus canciones más largas. Primer está  “Hace casi 2000 años” con sus casi 8 minutos, mayormente instrumentales y muy buenos, que incluyen los coros de Alicia Varadi que le dan un aspecto más épico. La sigue “Cosas rústicas”, que en lo personal me gusta aún más. Tiene una marcha que parece una aplanadora. Es el corte en el que Color Humano realmente rockea con fuerza. Y cuando bajan el ritmo y Edelmiro empieza a entonar tampoco pierde el nivel. Y por último “Las Historias que Tengo” de más de 11 minutos. Parecen más improvisados que otra cosa, lo cual se podría decir que algunos minutos sobran y resulta menos excitante que otros cortes del álbum.

Y como cierre está “Vestidos de agua”, de un ritmo más lento, como el de una balada, con su propia atmósfera.

Este sería el último trabajo de Color Humano, que se terminaría disolviendo por conflictos internos y porque Molinari emigraría a Los Ángeles. No se volverían a reunir hasta el año 1995.

Persy

El Perrodiablo – El Espíritu (2012)

El Perrodiablo - El Espíritu (2012)

Puntaje del Disco: 8

  1. Algo Sobre Estar Vivo: 8
  2. Los Malditos: 9
  3. No Me Digas Que No: 7,5
  4. Las Vegas: 8,5
  5. Estrellándome: 6,5
  6. Una De Esas Cosas: 7
  7. No Califica: 8
  8. Cuando Ya No Sé Que Hacer: 8
  9. El Monje Negro: 7

El Perrodiablo es sin dudas una de las bandas más excitantes de la escena roquera local. Su hard rock crudo y violento influenciado por AC/DC y The Stooges, entre otros, los ubican entre las bandas que más dejan en el escenario en cada escenario.

Resulta curioso que Doma, su cantante y frontman desquiciado, sea fan de los Beastie Boys y comenzó su carrera musical a mediados de los noventa en una banda de hip-hop y según el mismo cuenta no les había ido nada mal: “Se llamaba Clausen Rollers y éramos seis personas, un quilombo. En un año y medio de laburo ya estábamos tocando con muchas bandas importantes de Capital en ese momento: Actitud María Marta, Los Cafres, Lumumba, Sindicato Argentino de Hip-Hop.” Hasta que a principios de la década pasada formaría El Perrodiablo con la estructura tradicional de guitarra – bajo – batería.

Desde la edición de su segunda placa, Orgía Políticamente Correcta, El Perrodiablo era un número fijo en la escena under porteña y se empezó a hablar de sus shows poderosos y particulares con total entrega dejando todo en los escenarios. “Es nuestra manera de sacarnos de encima todo el veneno que tenemos adentro –explica Doma–, porque todo, tal cual está el mundo, nuestros trabajos y el modo de vida gris que llevamos todos, nos parece difícil de aceptar.”

El Espirítu sería el nombre con el que se conocería su tercer disco de estudio, producido de manera independiente que saldría a las ventas a finales de 2012. Con un sonido más pulido, profesional, pero igual de salvaje comenzaron a tener mayor repercusión y a ganar reputación. “Es buenísimo el rebote y que a la gente le guste nuestra música –dice Doma–, pero lo que nos interesa realmente es que todo esto se logró de manera independiente. Fuimos paso a paso, sin pedir nada a nadie, dando lo mejor que tenemos en cada recital y confiando en nuestras canciones, que al fin y al cabo es lo único que tenemos. Y también es lo más importante.”

Cuenta Chaume, primera guitarra de la banda, este crecimiento de El Perrodiablo: “Musicalmente la banda creció mucho. Cambió del primer disco a este tercero. Imaginate, pasaron más de 200 shows en el medio y eso te hace tocar distinto. Yo siento que los temas antes eran un poquito más apurados a nivel velocidad y tocábamos con mucho más de urgencia. Antes dábamos más vuelta para llegar. Ahora sigue estando el mismo espíritu de cuando empezamos, de la electricidad, de virulencia, del salvajismo que sale naturalmente de adentro, pero le sumamos un sonido más directo, como una trompada. De las letras te puedo hablar casi como un oyente más, porque las escribe Doma, y está logrando un poder de síntesis muy importante. Por ahí hay cosas que nosotros pensamos entre los cinco y él las sabe traducir y escribir con mucha síntesis y no con metáforas raras. A mí las letras me gustan mucho, siguen la línea de cuando empezamos, pero creo que ahora estamos musicalmente como con un contagio entre todos: están letra y música más unidas y con más fuerza, con un mejor sonido.”

El Perrodiablo supo evolucionar y crecer en popularidad pero siempre sabiendo donde están parados y tratando de ser distintos del resto. Agrega Doma sobre las modas en la música actual dejando en claro su postura: “Hay dos maneras de pertenecer… de pertenecer no, hay dos clases de gente que quiere pegarla: una manera es que te vaya bien comercialmente, y la otra es querer pertenecer a un circuito, como que es una moneda no comercial muy importante en el rock. Pertenecer algo, no se sabe bien a qué. Hacer la música que conviene hacer… todo esa mierda, es todo mierda.”

F.V.

Charly Garcia – Parte de la Religión (1987)

Charly Garcia – Parte de la Religión (1987)

Puntaje del Disco: 9

  1. Necesito Tu Amor: 9
  2. Buscando Un Símbolo De Paz: 9
  3. Parte De La Religión: 7
  4. Rap De Las Hormigas: 5,5
  5. Adela En El Carrousel: 6,5
  6. No Voy En Tren: 8,5
  7. Rezo Por Vos: 10
  8. El Karma De Vivir Al Sur: 7,5
  9. Ella Adivinó: 8
  10. La Ruta Del Tentempié: 9

Debo confesar que la primera vez que escuché Parte de la Religión tuve sensaciones encontradas. Muchos lo remarcan como uno de los grandes discos de Charly, y la realidad es que tiene numerosas canciones que quedaron dentro de lo más recordado de su repertorio. Pero el sonido tan ochentoso me generaba cierta reticencia. De todas formas aprendí a valorar el álbum.

Parte de la Religión es una nueva declaración hacia el New Wave de Charly, que tiene acercamientos al sonido de bandas como Talking Heads, pero con la gran diferencia y el grandísimo defecto de que en lugar de demostrar una locura original, Charly desarrolla un sonido más programado, a base de su batería y caja de sonidos ochentosa.

De todas formas, las composiciones de Garcia son de tan buen nivel que este tipo de defectos quedan tapados aunque no en su totalidad (hay números un poco molestos como “Rap De Las Hormigas”, una especie de pastiche semi electrónico con un sonido de percusión reiterativo).

Pero hablemos de lo bueno. El arranque con “Necesito tu Amor” y el famoso hit “Buscando Un Símbolo De Paz” es excelente. También tenemos a “No Voy En Tren”, que debe ser el single más conocido del álbum, muy entretenido por su pegadizo estribillo. Aunque el momento más importante del disco es “Rezo por vos”, un himno conmovedor y uno de los pocos registros de las grabaciones de Charly junto a Spinetta a mediados de los ochenta. Y para finalizar tenemos a “La Ruta Del Tentempié”, otro tema muy conocido con el teclado de Charly a full, con un melodía pop más enternecedora y que pega simultáneamente.

Parte de la Religión es un disco con sus claros picos, aunque no llega a ser un trabajo tan consistente, por eso pienso que si bien es un álbum remarcable, no supera a los primeros trabajos solistas de Charly.

Persy

El Otro Yo – Ailabiu (2010)

El Otro Yo - Ailabiu (2010)

Puntaje del Disco: 6

  1. Siempre Fui Yo: 8
  2. Ailabiu: 7
  3. Astronauta: 7,5
  4. Célula Madre: 6,5
  5. Velero: 5
  6. El Verano: 6
  7. Acuario: 6
  8. Rebelión: 6
  9. Autotraicionarte: 5,5
  10. Sígueme: 6

El alejamiento de su histórico baterista Ray Fajardo en Agosto de 2009 puso un interrogante en la continuidad de El Otro Yo. Luego de un show en el Parque Roca que conmemoraba los veinte años de historia de la banda corría un fuerte rumor de separación, pero los rumores fueron desmentidos y Ray sería reemplazado por Ricky Rua.

Poco tiempo después en Marzo de 2010 se conocería el octavo álbum de estudio de EOY, Ailabiu, con la participación de Fajardo que ya había grabado la batería para los temas antes de su alejamiento. El disco fue producido por el líder de la banda mexicana de rock Fobia, Paco Huidobro, y grabado íntegramente en ese país, convirtiéndose en el primero que graban fuera de Argentina. La experiencia fue fructífera según explicaría Cristian Aldana en una entrevista de esa época: “Al disco lo grabamos en México, con Paco Huidrobo que es amigo nuestro del grupo Fobia, y tuvimos invitados de lujo estuvo Tito de Molotov, Quique de Café Tacuva, Iñaki de Fobia. Fue un disco que lo grabamos en dos meses en México, con Jason Kramer que fue el técnico, que grabó discos como las Donnas, JNC. También lo masterizamos en Canadá, en la ciudad de Montreal, con James Newman, que es un masterizador de bandas que a nosotros nos gusta mucho, como Arcade Fire.”

A diferencia de otros trabajos de EOY esta vez se seleccionaron menor cantidad de tracks, diez en total, sobre esta decisión Cristian explicaría lo siguiente: “En este disco como que teníamos claro que queríamos hacer un disco más corto y ya cuando llegó el momento de grabar ya teníamos todo armado. Directamente grabamos lo que queríamos, ya sabíamos que íbamos a hacer con el disco antes de grabarlo. Y por eso es un disco corto, claro, fácil de entender. Un disco moderno que tiene un sonido moderno. Creemos que hemos logrado algo bueno con el disco y por eso está bueno tocarlo en vivo, es una linda experiencia.”

Musicalmente hablando Ailabiu es el trabajo más flojo en años en la carrera del grupo de Temperley. Comienza bien con buenos temas como “Siempre Fui Yo”, “Ailabiu” y “Astronauta” pero se va deshilachando con el correr de los minutos, con poco del estilo alternativo y distorsionado que los llevo a ponerlos en un lugar de privilegio dentro del rock nacional y en cambio con exceso de temas pop olvidables.

El título del disco según explica Cristian es una forma de rendirle homenaje a la propia banda: “En un momento se nos había ocurrido ponerle “Yo Odio a El Otro Yo” o “Yo amo a El Otro Yo”, era como una especie también de balance entre lo que es las dos caras de El Otro Yo. Pero finalmente decidimos ponerle Ailabiu porque nos parecía que era más positivo y ya en la canción de “Ailabiu” ya habla un poco del odio y también habla del amor. Como que ese extremo en la canción esta bien claro. Es como cuando una pareja, después de treinta años, se vuelve a casar. A nosotros nos pasa eso, después de estos 21 años de carrera, estamos diciendo “nosotros seguimos amando a El Otro Yo, a nuestro grupo”, por todo lo vivido, por la gente que conocimos, por las giras, por los discos.”

F.V.