Leon Gieco – Pensar en Nada (1981)

Leon Gieco - Pensar en Nada (1981)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Pensar en Nada: 8,5
  2. Bajo el Sol de Bogotá: 7
  3. Soy un Pobre Agujero: 8,5
  4. La Cultura es la Sonrisa: 7
  5. Bajaste Del Norte: 7,5
  6. Canto Dorado: 7
  7. Vino Algo y lo Arrasó: 6
  8. Los Accidentes de la Ruta: 8
  9. Cumbia de la Ciudad: 5,5
  10. Aquí, Allá, Hoy o Mañana: 9
  11. Chacarera de un Atardecer: 7,5
  12. Vení Que Te Digo Algo: 6,5

Como ocurrió con muchos de sus compatriotas en tiempos tumultuosos de la última dictadura militar, León Gieco debío exiliarse en 1978 en los Estados Unidos, más presisamente en Los Angeles. Sobre su situación desesperante en aquella ciudad el artista la relataría de la siguiente manera en tono divertido: “Cometía locuras, iba a pedir laburo de barrendero o de limpia casas con el Disco de Oro que había ganado con mi primer álbum. Al tipo que me atendía le decía: “Estoy dispuesto a cualquier cosa. Soy músico, y para que se dé cuenta de que soy buena gente acá está mi Disco de Oro”. Y el tipo no lo podía creer. Entonces me miraba con más desconfianza todavía.”

Por suerte para el las malas épocas no durarían tanto y para finales de ese mismo año llegaría el éxito de su cuarto LP, con temasos como “Solo Le Pido a Dios” y “Cachito, Campeón de Corrientes”. Unos años más tarde sería el momento de Pensar en Nada (1981), su quinta placa editada bajo el sello Music Hall y producido por Oscar Lopez, que si bien tuvo algunos momentos de gloria como la canción que le da el título al álbum, “Soy un Pobre Agujero” y “Aquí, Allá, Hoy o Mañana” no alcanzaría el suceso de su anterior material, que a decir verdad era una misión casi imposible.

El León “folklorico” se encontraba cada vez más presente. Pensar en Nada fue el puente que atravesaron los jovenes para llegar al folklore, género que en su mayoría despreciaba. Sin embargo Gieco hizo cantar chacareras, chamames y sus seguidores roqueros por naturaleza no tomaban conciencia que León los unía con sus padres, profesores de música, etc.

Luego de presentar el disco por todo el país Gieco alcanzó un estado de agotamiento mental que lo alejaría de los escenarios por un buen tiempo, según relata con detalle en el siguiente extracto de una entrevista actual: “En el 82 se terminaba la dictadura, yo estaba agotado de eso, venía agotado de las anfetaminas, del alcohol, y aparte aparecía una new wave, con chicos cantando con corbatas amarillas… Sufrí un agotamiento mental, físico, emocional y moral, y para colmo, lo que más me agotó fue que, a pesar de haber estado en las listas de próximos desaparecidos y prohibidos por la dictadura, el mismo gobierno militar ahora les exigía a las radios que pasaran “Sólo Le Pido a Dios” como de interés nacional. Me explotó la cabeza. Entonces me fui a Cañada, y lo que iban a ser tres meses fueron como tres años de no tocar. Volví recién en el show que hicimos Mercedes, Milton Nascimento y yo en Vélez Sarsfield, en 1984. Entonces fue cuando Mercedes me invitó a Alemania; hicimos una gira gloriosa. Yo me sentí muy bien. Sólo cantaba “Sólo le pido a Dios”, pero me armé una banda de folklore para tocar chacareras, zambas y chamamés. Dimos vuelta por Alemania, Dinamarca, Suecia, tocando música folklórica.

F.V.

Anuncios

Publicado el agosto 9, 2015 en León Gieco. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. La caratula me recuerda a la de Harry Nilsson y su That-s the way it is

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: