Archivos Mensuales: junio 2017

Witchour – Night Hag & El Pacto [EP] (2017)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Night Hag: 8,5
  2. El Pacto: 8,5

Bueno antes que nada, es un honor poder reseñar una nueva propuesta que nos mandan por correo, es un honor poder hacer una reseña nuevamente de una banda de Metal Extremo, pero es más honorífico, que bandas como estas sigan surgiendo en nuestro país más ahora que antes. El Metal Extremo últimamente está más vivo que nunca en latinoamérica, y Witchour es una prueba de ello, así que vamos a reseñar esta fantástica y prometedora agrupación.

Los presentamos primero, Witchour se formó en 2014 por los guitarristas Ezequiel Catalano y Federico Rodríguez, a los cuales se le suman el vocalista Alejandro Souza y finalmente se completan con el bajista Mario Ignacio Toba, y Javier Cuello en la batería. A fines del mismo año publicaron un EP con el nombre de The Haunting, un disco conceptual de cuatro canciones, grabado, mezclado y masterizado en Absolute Studio bajo la tela de Ivan Iñiguez (O’ Connor) y Cristian Abarca.

Pero ahora con este nuevo EP, Night Hag & El Pacto, grabado en La Cueva Studio por Ezequiel Catalano, y reamplificado, mezclado y masterizado por Nicolás Ghiglione en PGM Studios, Witchour nos presenta su propuesta de una manera muchísimo más nítida y clara que nunca.

Debemos decir que Witchour presenta un estilo de Death Metal Melódico mezclado con ciertas influencias de Hard Rock Clásico que le da ese toque único a la banda. Y vaya que lo es, son únicos en su sonido, destacando totalmente la parte instrumental, más que nada llamativa por los asombrosos riffs y pasajes de los guitarristas Ezequiel y Federico, llenos y cargados de melodías fuertes en ambos tracks, y con una increíble cantidad de solos melódicos, sin dejar de mencionar el gran acompañamiento que hace Mario en el bajo. A esto se le suma la voz de Alejandro Souza, que tiene unos growls y screams excelentes. Pero sin dudas, lo más destacable, es su impecable voz limpia, llegando a unas melodías sumamente increíbles que combinan con las instrumentales de una forma bella y melódica (especialmente en “Night Hag”), y destacando aún más las poéticas letras en ambos temas. Sencillamente genial.

En el trabajo de la batería, Cuello es fenomenal, es la base de los ritmos potentes y regulados que la banda es capaz de trabajar a la perfección. Un baterista excelente, es la base para poder realizar un buen trabajo dentro del Death Metal Melódico. Grandioso trabajo.

Bueno, pues, no podría comentar mucho más, porque realmente este trabajo me dejó con muchísimas ganas de más poder probar la propuesta de Witchour. Es demasiado grande la sorpresa que deja esta banda a los seguidores del metal extremo (incluido yo), puesto que realmente, no todos los días se ve una propuesta así salida de nuestro país. Sinceramente me llena de emoción que pase esto. Así que, muchas gracias Witchour por mandarnos su increíble propuesta, son únicos, son bestiales, desde mi comentario más subjetivo, si leen esto disculpen si la reseña se les hizo corta o hubo algún comentario fuera de lugar, pero lo único que les puedo decir es que no bajen nunca los brazos, porque tienen un potencial fuera de lo común. Esperamos su próximo trabajo. Un fuerte abrazo para todos ustedes.

Toto

Anuncios

La Mississippi – Sietevidas (2003)

Puntaje del Disco: 6,5

  1. Todo Otra Vez: 7
  2. El Dieciséis: 7,5
  3. En Busca de Pleitos: 6,5
  4. El Ultimo Blues: 7
  5. Ermitaño: 8,5
  6. La Casa: 6
  7. Bebo Por Amor: 6,5
  8. Testigo: 7,5
  9. Lejos de Casa: 6
  10. Veinte Chicas Veinte: 5
  11. Tarde (hasta para un gato): 6
  12. Sopa de Hueso: 6,5

Desde su surgimiento a finales de los ochenta La Mississippi se encargó ininterrumpidamente de otorgar la dosis de blues que necesitaba el rock argentino, aunque llegado cierto punto la formula repetitiva comenzaría a no ser tan efectiva.

Sietevidas se editó en 2003 por Quatro K Records, sello de la por entonces productora de Mario Pergolini, y ofrece una de las versiones menos lucidas de la banda comandada por Ricardo Tapia desde su creación. La falta de originalidad y la ausencia de variantes hacen de Sietevidas un disco del montón y olvidable, como será que su punto alto (por lejos) es el único tema totalmente distinto al resto “Ermitaño” con los integrantes de Almafuerte, Ricardo Iorio en voces y Caludio Marciello en guitarra.

Sietevidas es un álbum importante para nosotros, tiene muchas canciones con temáticas muy abiertas, un sonido muy rock, con muchas variantes, pero yo creo que es un disco muy asentado nuestro, es la música que nos gusta hacer. Lo vas a escuchar y te va a gustar porque es un disco muy amplio, en las letras especialmente, tocamos temas diferentes.”, así vendía Tapia su nuevo álbum por aquellos años cuando todavía eran referentes del rock nacional, y gozaría de buena difusión que los llevó a recorrer todo el territorio argentino.

F.V.

Estelares – Ardimos (2003)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Bienvenida: 7,5
  2. América: 8
  3. Moneda Corriente: 7
  4. Virginia: 6,5
  5. Patinar: 7
  6. La Coupé Roja: 7
  7. Mariposas: 7,5
  8. Feliz: 8
  9. De La Hoya: 7,5
  10. En La Habitación: 8
  11. Mis Ideas: 8,5
  12. I’m Lucky Man: 7,5
  13. Disco Pub: 7,5
  14. Estrella: 8
  15. Birds: 7

Con Ardimos, el tercer disco de Estelares tras cinco años de paréntesis, la banda platense consolida su propuesta roquera. Esto lo posibilitó en gran parte el experimentado y reconocido músico Juanchi Baleiron (guitarrista y vocalista de Los Pericos) quien ofició de productor.

Ardimos, lanzado a finales de 2003, cuenta con muchas novedades. En primer lugar es la presentación de su nuevo baterista Carlos Sánchez, a su vez cuenta con una buena cantidad de músicos invitados de primer nivel como Andrés Calamaro, Hilda Lizarazu y Gabriel Carámbula. Y también se animarían a realizar una aceptable versión de una leyenda como Neil Young en el tema “Birds” del discazo After the Gold Rush (1970).

Gracias a esta nueva placa, que tiene algunos puntos altos pero no significa un quiebre musical para ellos ni nada semejante, Estelares logra agigantar su imagen y reputación. Lo presentarían oficialmente en el Teatro ND Ateneo de Capital Federal  para luego tocar en escenarios principales de festivales en su país durante los siguientes años, augurando por aquel entonces un futuro prometedor para la banda comandada por Manuel Moretti.

F.V.

Fito Paez – El Amor Después del Amor (1992)

Puntaje del Disco: 9

  1. El Amor Después del Amor: 9
  2. Dos Días en la Vida: 8,5
  3. La Verónica: 7
  4. Tráfico Por Katmandú: 7,5
  5. Pétalo de Sal: 8,5
  6. Sasha, Sissi y el Círculo de Baba: 8
  7. Un Vestido y Un Amor: 9
  8. Tumbas de la Gloria: 9,5
  9. La Rueda Mágica: 9
  10. Creo: 8,5
  11. Detrás Del Muro de los Lamentos: 7,5
  12. Balada de Donna Helena: 7,5
  13. Brillante sobre el Mic: 8,5
  14. A Rodar Mi Vida: 9

Si Tercer Mundo (1990) fue importante para el resurgimiento de su carrera, El Amor Después del Amor – dos años más tarde – significó la explosión y confirmación de Fito Paez como uno de los más trascendentes canta autores en la historia del rock argentino.

En uno de sus puntos culmines artísticos Paez se despacho con un discazo sobre el redescubrimiento del amor, dedicado e inspirado a su por entonces nueva compañera de vida la actriz Cecilia Roth. De sus catorce canciones, doce de las mismas fueron corte de difusión, algo impensado para estos tiempos, incluyendo hits como “El Amor Después del Amor”, “Dos Días en la Vida”, “Un Vestido y Un Amor”, “Tumbas de la Gloria”, “Brillante sobre el Mic”, “A Rodar Mi Vida” y La Rueda Mágica. Esta última compuesta en colaboración con Charly Garcia, con coros de Andres Calamaro y guitarra a cargo de Luis Alberto Spinetta. Aunque estos no fueron los únicos colaboradores ilustres, otras figuras destacadas como Mercedes Sosa, Daniel Melingo, Gabriel Carámbula, entre otros engalanan las canciones a lo largo de todo el material.

El Amor Después del Amor es un álbum de rock pop clásico y accesible, con preponderancia de baladas y un extremado cuidado en los arreglos. Una obra indispensable e imperdible en el rock nacional, más allá de la simpatía o no que pueda despertar Fito en la actualidad.

F.V.

Fother Muckers – Justo y Necesario (2008)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Explorador: 8
  2. Carta a Mi País: 7
  3. Viaje de Regreso: 8
  4. Monstruos Marinos: 7
  5. La Tercera Vía: 7
  6. Justo y Necesario: 7,5
  7. El Mismo Lado: 8,5
  8. Bucaneros: 8,5
  9. La Culebra Se Mata por la Cabeza: 6,5
  10. Los Ases Falsos: 8,5
  11. Gran Puente: 8
  12. 2022: 9,5

El fenómeno de indie rock que inundó el mundo de bandas jóvenes y alternativas no estuvo ajeno en América Latina y no se circunscribe solamente a Argentina y México, en Chile por ejemplo los Fother Muckers siguieron ese camino.

La hitoria comienza cuando el guitarrista Cristóbal Briceño el bajista Simón Sánchez se conocieron en los patios de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica, a fines del año 2004. A ellos se sumaría el también guitarrista Héctor Muñoz, una pieza vital que accelera las ganas de profesionalizarse de los jovenes de Santiago, y también el bajista Simón Sanchez y el baterista Martín del Real. Al poco tiempo debutarían en los escenarios durante una “Convención Beatle-Chile 2005”.

Ya convertidos en un número fijo y atractivo dentro del circuito under de la capital chilena la banda forja una relación con Alex Anwandter, líder de Teleradio Donoso, otra banda fundamental de indie rock chileno, con quien comparten gustos musicales y generaron una buena relación. Así Alex se convirtió en el productor de su primer LP en 2007, No Soy Uno, con el que comenzaron a sonar en una escala superior.

Un año después las cosas en Fother Muckers cambiaron. Comenzaron a trabajar en forma independiente bajo el sello “Cazador” (propiedad de su manager Diego Sepúlveda), y reemplazarían momentaneamente al baterista del Real por Cristián Soto y también cambiaron de productor para su nuevo disco, el lugar de Anwandter sería ocupado por Angelo Pierattinni quien oficiaría de productor junto a los propios Fother Muchers. “Hace harto tiempo íbamos a producir este disco con el Alex, pero así es la vida. Como que uno planea cosas y después se resuelven de diferente manera. En un momento ya no nos veíamos con él” contaría Cristóbal en una entrevista.

Justo y Necesario (2008) mostraría la evolución de la banda chilena, si bien mantienen la simplicidad y el indie rock accesible de su debut se animaron a explorar con nuevos sonidos, como en “Bucaneros”, “Los Ases Falsos” y su canción más importante “2022”.

El 2008 fue más que fructífero para ellos, además de editar uno de los mejores discos de rock en español del año, multiplicaron la cantidad de shows y seguidores y sus presentaciones en la TV, convirtiéndolos en el grupo nuevo más prometedor de Chile.

F.V.