Archivo de la categoría: Ave Rock

Ave Rock – Espacios (1977)

Ave Rock - Espacios (1977)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Pausa en espacios: 8,5
  2. En el universo: 8,5
  3. Surcos en el aire: 8

Para su segundo disco, Ave Rock sufriría cambios en su formación. Su baterista Daddy Antogna abandona el grupo quedando en su lugar Jorge Liechstenstein (ex Orions’ Beethoven). Además Luis Borda sería reemplazado por el ex guitarrista de Mederos, Pancho Arregui. Finalmente en 1977 llegaría su segunda placa: Espacios, un trabajo más comprimido en cuanto a cantidad de canciones, aunque no peor en calidad en relación a su rock progresivo.

De entrada nos encontramos con “Pausa en espacios”, su épica de más de 21 minutos, interesante desde sus alocados idas y vueltas, aunque no tiene un claro hilo ni tampoco una melodía o un estribillo para apasionarse. Pero instrumentalmente es un muy buen tema, en eso sí que logran transportarte. Un claro ejemplo de que en rock progresivo los grupos argentinos no tiene mucho que envidiarle a las bandas de afuera.

En el ínterin cortando el álbum nos encontramos con “En el Universo”, que podría ser tomado como una continuación de la anterior, aunque hay mayor participación desde lo vocal.

Y para cerrar está “Surcos en el aire” en donde nuevamente demuestran pasajes en los que rockean, pero impresiona menos que “Pausa en Espacios”.

Espacios no es mejor que su predecesor. De todas formas a los fans del género les va a encantar. Aunque lamentablemente sería el último trabajo de Ave Rock.

Persy

Anuncios

Ave Rock – Ave Rock (1974)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Déjenme seguir: 9
  2. Viva Bélgica: 9,5
  3. Gritos: 8,5
  4. Ausencia: 8
  5. El absurdo y la melodía: 7

Otro monstruo progresivo de los setenta más que no podemos dejar de lado dentro del rock nacional pese a su breve existencia. La banda se formó a fines de 1972. Originalmente estaba integrado por Luis Borda (guitarra), Federico Sainz (voz), Oscar Glavic (bajo) y Marcelo Saborido (batería). Tiempo más tarde, Daddy Antogna reemplaza a Saborido y se incorpora el tecladista Osvaldo Calo.

En el año 1974 llegaría su disco debut, en el que se pueden apreciar las facultades del grupo, que casualmente compartían con otras bandas argentas de la misma época. Puntualmente me refiero al impresionante despliegue instrumental y lo flojo que resulta la interpretación vocal (sino escuchen “El absurdo y la melodía”). Sí, un palazo para su vocalista Sainz pero es lo que siento. Pero no nos quedemos con lo que hace su cantante, el resto de la banda tiene una performance fantástica, que se puede deleitar en la épica insrumental “Viva Bélgica”, la profunda “Déjenme seguir” (con Borda en guitarra y Calo en teclado gastandola) y hasta en “Gritos”. También está “Ausencia”, la balada a piano del álbum, que no esta nada mal, es muy buena, pero al lado de las interacciones instrumentales de la banda queda un poco rezagada.

Así que ya saben, otro interesantísimo grupo progresivo argentino que no podes dejar de escuchar si te gustan este tipo de bandas.

Persy