Archivo de la categoría: Cabezones

Cabezones – Hijos de Una Nueva Tierra (1997)

Puntaje del Disco: 6

  1. Tierra (Introducción):
  2. Hijos: 6
  3. Traidor: 6,5
  4. Promesas: 6,5
  5. Inocentes Por Ahora: 6
  6. Aún No Vine: 7
  7. Heridas: 5,5
  8. Lunas De Un Sol: 6
  9. Discriminación: 6
  10. Buscando Una Salida: 6
  11. Perros De La Calle: 8
  12. Urubu: 5
  13. Amaneceres: 5,5
  14. Pesadillas: 7

Cesar Andino y sus Cabezones ya habían mostrado credenciales en el mundo del metal argentino con su primer lanzamiento, Electroshock (1995), aunque con imperfecciones y una producción limitada gozaron de cierto grado de repercusión.

Hijos de Una Nueva Tierra sería el título de su siguiente trabajo. Donde los santafecinos evidencian una profunda mejora, tanto en sus letras como en las composiciones, y adoptan astutamente el genero que comenzaba a pegar en los Estados Unidos desde mediados de los noventa, el Nu Metal.

Con un sonido oscuro y agresivo Cabezones evolucionaba respecto a sus inicios y con el correr de los años se convertirían en referentes y una de las bandas a tener en cuenta dentro del rock pesado y alternativo en su país. Y su siguiente trabajo Alas, del año 2000, sería fundamental para este crecimiento en especial por la inclusión del muy logrado cover de “Sueles Dejarme Solo”, clásico de Soda Stereo.

F.V.

Anuncios

Cabezones – Electroshock (1995)

Puntaje del Disco: 4

  1. Luchar hasta morir: 4
  2. Rosa4
  3. Masacre3
  4. Nuestras noches: 4
  5. Justicia: 5
  6. Uniformado de cagón4.5
  7. Realidad4
  8. No sabés nada: 3
  9. Mi sangre está con vos4
  10. Traidor4.5

A mediados de la década del noventa surgieron en la Argentina una proliferación de bandas de diversos géneros. La expansión de las influencias musicales que venían del norte fue dando lugar a nuevos estilos. Entre tantas agrupaciones que tuvieron su nacimiento por aquellos años, se encontraba Cabezones. Oriunda de la provincia de Santa Fe, esta formación tomaba muchos aspectos del hard rock y del punk.

El primer material que grabaron fue Un Grito Más, que no pasó más allá de cuatro canciones. Sin embargo, gracias a la buena relación que habían entablado los músicos con Andrés Giménez, cantante de A.N.I.M.A.L., pronto surgió la posibilidad de editar el primer disco.

Electroshok, de 1995 se transformó en el álbum debut de Cabezones. Al poco tiempo de su edición, las copias se agotaron inmediatamente. La pregunta que surge es cómo hicieron estos muchachos para vender este producto tan rápido. Y la respuesta que se me viene a la mente luego de escuchar tan sólo dos temas es: no lo sé.

Puede que la punzada en la cabeza que me aqueja tenga relación, pero este disco se tornó en una verdadera tortura para los sentidos. Si lo que querían hacer estos muchachos era hard rock, no creo que lo hayan conseguido. Desde “Luchar hasta morir”, pasando por “Realidad” hasta “Traidor”, los temas no varían y son simplemente una conjunción de ruidos que sirven únicamente si uno está en un momento de rabia. De otra manera es imposible apreciar algo de este disco. “Justicia” es quizás un destacado, por llamarlo de alguna manera; aunque se torna bastante complicado encontrar qué momentos sobresalen respecto a otros.

Lo rescatable y que es una constante en los grupos metaleros es el sentido de descontento que lleva a denunciar las injusticias de nuestra sociedad. Sin embargo, ante la falta de aptitud musical que encuentro en este disco, aquel punto a favor pasa casi desapercibido.

Piro