Archivo de la categoría: Callejeros

Callejeros – Rocanroles Sin Destino (2004)

Callejeros - Rocanroles Sin Destino (2004)

Puntaje del Disco: 6,5

  1. Distinto: 7
  2. Sé Que No Sé: 6
  3. Sería Una Pena: 6
  4. Algo Peor, Algo Mejor: 5
  5. Rebelde, Agitador y Revolucionario: 5,5
  6. Un Lugar Perfecto: 6
  7. Todo Eso: 6,5
  8. Prohibido: 7,5
  9. Tan Perfecto Que Asusta: 7
  10. Tratando de Olvidar: 6,5
  11. Rocanroles Sin Destino: 8
  12. La Llave: 6
  13. Parte Menor: 6,5
  14. Canciones y Almas: 5,5

Luego de escucharlo de punta a punta se puede concluir que Rocanroles Sin Destino (2004), es hasta el momento el álbum más zafable de la banda de rock barrial Callejeros, de hecho no esta nada mal y se puede entender la popularidad que gozaba la banda de Villa Celina por aquel año.

Rocanroles Sin Destino ofrece una colección de temas acelerados, vibrantes, coreables y algunas composiciones más elaboradas que en su primer trabajo tanto en la música como en las letras que reflejaban aquella actualidad. Entre lo mejorcito encontramos “Distinto”, “Prohibido”, “Tan Perfecto Que Asusta”, pero claramente es “Rocanroles Sin Destino”, el tema que le da nombre al CD, el que se lleva todos los aplausos por su simpleza y profundidad a la vez.

El mundo parecía sonreirles a “Pato” Fontanet y los suyos. Luego de presentarlo en Córdoba ante diez mil almas y en Buenos Aires ante quince mil, la banda decidió cerrar el año el 30 de Diciembre en el local porteño República de Cromagnon donde se desataría la tragedia más importante de los últimos tiempos en el rock argentino.

F.V.

Anuncios

Callejeros – Presión (2003)

Callejeros - Presión (2003)

Puntaje del Disco: 6

  1. Otro Viento Mejor: 6,5
  2. Presión: 6
  3. Tres: 6,5
  4. Una Nueva Noche Fría: 8
  5. Fantasía y Realidad: 7
  6. Morir: 6
  7. Cristal: 6,5
  8. Imposible: 6
  9. Callejero de Boedo: 5
  10. Si Me Cansé: 6
  11. Ahogados de Razón: 5,5
  12. Tiempo Perdido: 6
  13. El Duende del Arbol: 7
  14. Ilusión: 6

El rock barrial, que alcanzo su pico máximo en la segunda mitad de los noventa y a principios de la década pasada en la Argentina, se caracterizó por abordar temáticas relacionadas al sexo, las drogas, el alcohol, la violencia callejera y las vivencias de los suburbios obreros del conurbano utilizando un lenguaje simple de rock directo con seguidores similares a los de cualquier equipo de futbol.

Uno de los grupos que más crecimiento tuvo desde sus inicios a mediados de los noventa fueron los Callejeros. Surgidos en Villa Celina, localidad del Gran Buenos Aires, comenzaron bajo el nombre de Río Verde y tocando covers de Chuck Berry, Creedence y los Rolling Stones. En 1997 cambian su nombre y ya para finales de los noventa logran ser teloneros de grupos convocantes como Los Ratons Paranoicos, La Renga y Viejas Locas.

Desde sus inicios tuvieron una buena interacción con sus seguidores. En sus primeros años crearon una gacetilla llamada “Desde el Piso”, donde buscaban comunicarse con la gente y a su vez que el público pueda contar también lo que se vivía desde abajo del escenario. Sus fanáticos seguidores como pocos llevaban banderas y hacían de cada show una fiesta con bengalas, algo que les traería un dolor de cabeza demasiado grande que ya todos conocemos.

Si bien su incursión en los grandes escenarios se dio recién en los años 2003 y 2004 venían tocando en el under porteño hacía muchos años. Su primer álbum Sed (2001) paso sin demasiada repercusión, hasta la llegada de Presión (2003) que gracias a temas que sonaron mucho como “Una Nueva Noche Fría” adquirió mayor atención a cada show de Callejeros acudía más y más gente.

Presión tiene algunos temas buenos además del anteriormente citado como “Fantasía y Realidad” y “El Duende del Arbol” y algunas letras más o menos interesantes como así también momentos que no aportan demasiado.

Luego de este disco los shows continuarían creciendo en cantidad y en masividad haciendo del 2004 su año más exitoso con una festejada aparición en el festival de Cosquín, su desembarco en el “templo del rock” Obras (julio), su primer estadio abierto el de Excursionistas a fin de año y el lanzamiento de su tercer placa Rocanroles sin Destino, hasta que la tragedia los alcanzaría justamente a finales de ese año tan importante para Callejeros y cambiaría sus vidas para siempre.

F.V.

Callejeros – Señales (2006)

Puntaje del Disco: 4,5

  1. Daños: 4
  2. Puede: 7
  3. Limites: 3,5
  4. Creo: 4,5
  5. Frente al Río: 5
  6. Sin Paciencia: 4,5
  7. Día a Día: 6
  8. Sueño: 4
  9. Hoy: 6
  10. 9 de Julio: 5
  11. Señales: 4,5
  12. Desencuentro: 4

Una tragedia de tal magnitud como la acontecida en el boliche Republica de Cromañón durante un concierto propio marca un antes y un después en la vida de una banda difícil de superar. Callejeros edito su primer disco luego de la tragedia en 2006, Señales.

Este material sirvió como una especie de catarsis para la banda y como un consuelo de los fieles fanáticos del grupo que en las buenas y en las malas los apoyaron. Prueba de esto es que sin ninguna publicidad y su excesivo precio a la venta a las cinco horas del lanzamiento el disco se agotó y vendería más de veinte mil copias, llegando a ser disco de oro.

A lo largo de las doce canciones Callejeros desnudan su dolor, la bronca, las conclusiones y los fantasmas que visitan a los músicos de la banda desde ese trágico día. A pesar de que fueron grabadas después de esa fecha solamente cuatro “Frente al Río” (dedicada a la novia de Pato Fontanet que falleció en Cromañón), “Hoy”, “Sueño”, “Día a día” y “Señales”. El resto ya estaban grabadas de sesiones anteriores pero encuadran perfecto en el espíritu del álbum.

Hasta aquí todo bien. Pero musicalmente, que es lo que realmente importa, no hay nada nuevo. Desde que el grupo comenzó a sonar en las radios, su rock cuadrado y sin ninguna variación nunca pareció aportar nada nuevo, quizás llamaron la atención solamente por algunas letras y un par de temas rescatables como “Prohibido” y “una Nueva Noche Fría”, pero hasta ahí llegamos.

En Señales nos encontramos con “Puede” un buen tango/rock, el hit “9 de Julio” tiene algo de pegadizo, pero el resto es bastante intrascendente y hasta difícil de escuchar. Las guitarras, la batería y el bajo pasan de climas rústicos a otros más serenos sin producir quiebres abruptos ni dejar lugar a las sorpresas. La voz aporta una sensación amarga y el saxo una cuota de dulzura, pero no se complican con ideas rebuscadas, todo se enmarca en un rock simple y directo bastante monótono. Dejando como lo mas rescatable a las letras confesionales y sentidas de Fontanet.

Como era de esperarse los padres de los jóvenes fallecidos en Cromañón y muchos medios, criticaron el hecho que la banda vuelva a publicar un disco (y posteriormente criticarían que Callejeros vuelvan a tocar en vivo). Luego de ello editarían un disco más, fueron absueltos en el juicio iniciado por los hechos de la fatídica noche del 30 de Diciembre de 2004 y en 2010 se disolverían definitivamente. Actualmente Fontanet comanda un nuevo proyecto Casi Justicia Social con quien ya se presentó en el festival “Cosquín Rock 2012” y diversos puntos del interior del país en lo que va del 2012.

F.V.