Archivo de la categoría: El Soldado

El Soldado – Visiones de un Rompecabezas (2006)

El Soldado - Visiones de un Rompecabezas (2006)

Puntaje del Disco: 7

  1. Ella lo Trae Aquí (Rock del rescate)7,5
  2. El Duro: 7,5
  3. Mi Pueblo es tu Pueblo: 7
  4. Como Dos Capullos6,5
  5. The Big Jack7
  6. Little Trip7
  7. Cofrecito: 6
  8. Fue: 6
  9. Sola en tu Infierno: 7
  10. Lobo: 8,5

Tras seis años conoceríamos en 2006 la cuarta placa de El Soldado, Visiones de un Rompecabezas, el alguna vez plomo de los Redonditos de Ricota continúa con su rock clásico, con un sonido cada vez más prolijo y elaborado incorporando casi como constante algo de folk al estilo Neil Young.

Apoyado por una banda asentada compuesta por El Piraña (guitarra), Toni Mordor (bajo), Fernando Rosconi (Hammond) y Timoty Cyd (batería), Rodolfo Gonzáles (AKA El Soldado) nos ofrece una decena de canciones accesibles, fáciles de escuchar. Quizás no haya ningún tema sobresaliente y demasiado bueno (mi favorito es “Lobo”)  pero en general mantiene un nivel bastante parejo.

Visiones de un Rompecabezas demuestra la madurez de un artista atípico en el rock nacional, sin sonar pretencioso y sin demasiada difusión luego de diez años de trayectoria El Soldado consigue hacerse un lugar dentro del rock argentino moderno.

F.V.

Anuncios

El Soldado – De Cardo y Clavel (2000)

El Soldado - De Cardo y Clavel (2000)

Puntaje del Disco: 7

  1. De Cardo y Clavel: 7
  2. Felíz Cumpleaños: 6,5
  3. Pluma De Aguila: 7,5
  4. Dulce Filo De Mi Suerte: 7,5
  5. El Secreto: 7
  6. Un Tiempo En Monserrat: 7
  7. Mágica: 6
  8. Mr Power: 7
  9. Blues De Soledades Batidas: 8
  10. Efímera: 7

Según el propio Rodolfo Luis González, alias El Soldado, su tercer trabajo De Cardo y Clavel (2000) no solo es el mejor de los tres que había grabado hasta ese momento sino que es el que define como un disco de sonido más grupal.

En esta tercera producción es cierto que nos encontramos con un sonido más elaborado, con algunas variantes como el uso de sintetizadores y guitarras más logradas en mi opinión no hay canciones y melodías tan logradas como en sus discos anteriores.

Una de las razones que ampliaron el horizonte de los temas de El Soldado se debe a la incorporación al grupo del guitarrista Alberto García (ex Memphis) y el bajista Yalo López (ex Durazno de Gala), que se suman a Rubén Fernández en batería, Leonora Arbiser en teclados y Pedro Conde, en coros.

Gracias a estos primeros tres discos El Soldado es cada vez más reconocido dentro del ambiente del rock, sobre esto en una entrevista de la época declaraba lo siguiente: “Yo creo que todo se debe a que uno hace las cosas bien. Trabajo de manera independiente, y eso la gente lo reconoce”. “Uno cuando empieza a tocar tiene como una fantasía. Yo siento que es la llegada, lo querés llamar  arte, llamalo arte. Es algo. Y al poder llegar a la gente quedé fascinado”.

F.V.

El Soldado – Alas Rotas (1999)

Puntaje del Disco: 8

  1. El Bocado: 7
  2. Sonámbula Espera: 8
  3. Canción de Carretera: 8,5
  4. Fe: 7
  5. Rojo-tibio Rufián: 8
  6. Alas Rotas: 8,5
  7. Malas Noticias (de un tonto corazón): 8
  8. La Cabalgata: 7,5
  9. La Gran Margarita: 8
  10. El Perdón: 8,5
  11. El As Donde lo Esconde?: 8
  12. Country Naif: 7,5

Para este segundo álbum, Alas Rotas (1999), Rodolfo Luis González mejor conocido como El Soldado nos presenta un sonido más elaborado y compacto, con la incorporación en algunos temas de vientos y cuerdas.

El sonido folk rock que lo caracterizó en Tren de Fugitivos continúa siendo preponderante pero como punto positivo se puede marcar la incorporación de nuevos instrumentos como el piano, teclados y acordeón que amplían el abanico de sonidos de la banda.

Como puntos altos podemos señalar la balada “Canción de Carretera”, la elaborada con vientos de fondo “Alas Rotas”, la más roquera del disco “Malas Noticias (de un tonto corazón)”, “La Gran Margarita” con una introducción de acordeón soberbia  y “El Perdón” con otro tratamiento de vientos destacados.

Mas haya que su disco debut cuente con alicientes como la participación del Indio Solari y Skay Beilinson, Alas Rotas lo supera por ser un trabajo más maduro y con una búsqueda mas valorable y arriesgada que como conclusión podemos decir que nos deja un resultado mas que satisfactorio.

F.V.

El Soldado – Tren de Fugitivos (1997)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Boleto de Empeño: 7
  2. La Fiera: 7,5
  3. Trago Especial: 8,5
  4. Angel de los Perdedores: 9,5
  5. Tren de Fugitivos: 8
  6. Veneno Sabor Miel: 7
  7. Puertos Sin Ley: 7
  8. Ella es: 7
  9. Polvo y Blues: 7,5
  10. Balada Para un Hombre Buscado: 8

Rodolfo Luis González, El Soldado, tuvo el privilegio de trabajar como plomo de Los Redonditos de Ricota desde muy chico, la buena relación entre el y los integrantes de la banda derivo en la participación de ellos en su primer trabajo discográfico algo que apuntalo su carrera de hasta ese momento un ignoto músico. Su nombre artístico El Soldado provino de uno de esos momentos que el paso con la banda anteriormente según el mismo lo explica: “Una vez caí a un ensayo de Los Redondos rapado porque estaba haciendo la colimba, el Indio me vio y dijo: Ahí viene El Soldado”.

Inicio su carrera solista con Tren de Fugitivos lanzado en 1997 con el plus de la participación de la banda mas convocante de Argentina: “El asunto de los Redondos como banda tuvo que ver con la muy buena predisposición de ellos. Lo que más rescato es la humildad con que se sumaron al proyecto. Yo cuando era chico los escuchaba; después trabajé con ellos, y ahora grabamos juntos. Y esa historia íntima junto al grupo es lo que más reconforta”.

El peligro de semejante cercanía con Los Redondos era que el sonido propio del Soldado no se despegara de lo que hace el grupo que lo apadrino. Algo que en partes consiguió pero en general es un disco muy “ricotero”. Canciones como “Ángel de los Perdedores” y “Trago Especial” haciendo dueto en voz con el Indio y la participación de Skay en guitarras son temas muy similares a lo que venían haciendo Los Redondos, sin embargo esto no es algo para criticar porque sin dudas son los puntos más altos del disco. A pesar de ello El Soldado esgrimía en su momento: “Pero musicalmente me parece que me influye más el rock clásico norteamericano: Neil Young, Bob Dylan, Tom Petty”.

La carrera de El Soldado todavía continua, pero no logro alcanzar una cierta independencia a Los Redondos como el pensaba lograr hace casi quince años. Luego del debut le siguieron Alas Rotas (1999), De Cardo y Clavel (2000), De Catalogo (2004), Visiones de un Rompecabezas (2006) y en los últimos años con la edición de varios Eps todos editados en forma independiente y sin mucha difusión en las radios.

F.V.