Archivo de la categoría: La Mississippi

La Mississippi – Sietevidas (2003)

Puntaje del Disco: 6,5

  1. Todo Otra Vez: 7
  2. El Dieciséis: 7,5
  3. En Busca de Pleitos: 6,5
  4. El Ultimo Blues: 7
  5. Ermitaño: 8,5
  6. La Casa: 6
  7. Bebo Por Amor: 6,5
  8. Testigo: 7,5
  9. Lejos de Casa: 6
  10. Veinte Chicas Veinte: 5
  11. Tarde (hasta para un gato): 6
  12. Sopa de Hueso: 6,5

Desde su surgimiento a finales de los ochenta La Mississippi se encargó ininterrumpidamente de otorgar la dosis de blues que necesitaba el rock argentino, aunque llegado cierto punto la formula repetitiva comenzaría a no ser tan efectiva.

Sietevidas se editó en 2003 por Quatro K Records, sello de la por entonces productora de Mario Pergolini, y ofrece una de las versiones menos lucidas de la banda comandada por Ricardo Tapia desde su creación. La falta de originalidad y la ausencia de variantes hacen de Sietevidas un disco del montón y olvidable, como será que su punto alto (por lejos) es el único tema totalmente distinto al resto “Ermitaño” con los integrantes de Almafuerte, Ricardo Iorio en voces y Caludio Marciello en guitarra.

Sietevidas es un álbum importante para nosotros, tiene muchas canciones con temáticas muy abiertas, un sonido muy rock, con muchas variantes, pero yo creo que es un disco muy asentado nuestro, es la música que nos gusta hacer. Lo vas a escuchar y te va a gustar porque es un disco muy amplio, en las letras especialmente, tocamos temas diferentes.”, así vendía Tapia su nuevo álbum por aquellos años cuando todavía eran referentes del rock nacional, y gozaría de buena difusión que los llevó a recorrer todo el territorio argentino.

F.V.

La Mississippi – Bit Hippie (2001)

Puntaje del Disco: 7

  1. Perro Guardián: 7
  2. El municipal: 7.5
  3. Obsesión: 7
  4. Incidentes en la ruta: 7
  5. Gente mala: 6
  6. Mi capital: 7
  7. El detalle: 7
  8. Valentín Alsina (Ritmo y blues): 7
  9. Hola y adiós: 6
  10. Sin rumbo: 6.5
  11. La misma moneda: 6
  12. Un día feliz: 7
  13. Fauna de bar: 7

Bagayo de 1995 y Cara y Ceca de 1997 dieron un fuerte impulso en la carrera de La Mississippi y a partir de entonces el grupo liderado por Ricardo Tapia ya no era una simple banda que quería hacer blues, sino que de apoco lograba que más gente se interesara por el género nacido en los Estados Unidos.

Después de Cara y Ceca, álbum que mostró una diversidad de estilos, como el jazz o el latino, el grupo editó Palacio de Pulgas en 1999 y Yo Estuve Ahí, un disco en vivo con lo mejor de su repertorio. A fines de 2001 Brit Hippie se convirtió en el primer material que la banda editaba en el nuevo milenio.

Según explicó Tapia, el disco es una “combinación de Mississippi + micrófonos de más de 30 años + tecnología digital, corazón valvular y vinos de primera línea”. “Perro Guardián” tiene un ritmo bailable, mientras que “El Municipal”, le pone ritmo a la desgracia de este empleado que se queja de su trabajo.

El resto del disco transcurre en un estilo bastante similar, con momentos más intensos que otros, pero siempre manteniendo la impronta que La Mississippi buscó lograr desde el principio.

Piro

La Mississippi – Cara y Ceca (1997)

Puntaje del Disco: 7

  1. Vamo’ y vamo’: 7
  2. San Cayetano: 7.5
  3. Niño bien: 6
  4. Celda gris: 6
  5. Taxi – taxi: 7
  6. Blues al anochecer: 7.5
  7. La danza de la lluvia: 7
  8. Obrero del amor: 6
  9. Reina de corazón: 7
  10. Hotel La Gallega: 7.5
  11. Jazz y caipirinha: 7
  12. Buenas noches: 7

Gracias a la gran aceptación que tuvo el disco Bagayo, en 1995 La Mississippi Blues Band, que luego acortaría su nombre, tuvo la oportunidad de participar del concierto Blues Festival en el Estadio de Obras, acompañando a artistas como Jeff Hearly y Paul Rodgers.

En 1996 la banda lanzó Classic, un álbum que contenía quince temas de grandes leyendas del Blues, tales como Muddy Waters, T-Bone Walker, Willie Dixon, entre otros. Como su nombre lo indicaba, el disco estaba escrito en su mayoría en inglés. Pero a pesar de haber cumplido con el deseo de homenajear a las leyendas de la música que inspiraron a los integrantes del grupo, La Mississippi sentía que todavía no le había dado al Blues un toque autóctono. Es por eso que en 1997 Cara y Ceca se editó, que le otorgó, según palabras del cantante Ricardo Tapia, el enlace que les permitió lanzarse en el rock argentino.

De hecho esta producción no sólo contiene el Blues clásico (“Blues al anochecer” y “Buenas Noches” principalmente), sino que abarca estilos más diversos como el Jazz y otros más latino como en “San Cayetano”.

Quizás sin el éxito de su anterior material, Cara y Ceca se las ingenia para forjar un disco entretenido y diferente a lo que el grupo venía haciendo. El cierre a cargo de “Buenas Noches” reafirma las raíces blusera que caracterizaron a esta formidable banda.

Piro

La Mississippi – Bagayo (1995)

Puntaje del Disco: 8

  1. Blues del equipaje: 9
  2. Matadero: 7
  3. Por fin te fuiste, Mabel: 8.5
  4. Mala transa: 8
  5. Blues de Juan: 7.5
  6. Hache Roja: 7
  7. Un trago para ver mejor: 8
  8. Qué mujer!: 6.5
  9. Tus amigos7.5
  10. Piso de madera7.5
  11. Nocturno a mi barrio: 6
  12. Zydeco Cha Cha: 6.5

A fines de los años ochenta, en plena hiperinflación en la Argentina, surgió desde Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, una banda que vino a ponerle un toque de blues a aquella situación económica desesperante que se vivía. Sin embargo, a pesar de tener al género como melancólico o depresivo, La Mississippi ofrecía un estilo más vibrante a la tradicional música estadounidense.

La carrera del grupo se inició en 1993 (conocida entonces como “Mississippi Blues Band”) con el lanzamiento del disco “Mbugi”. Esa primera producción alcanzó un considerable nivel de ventas por tratarse de una banda desconocida. Una gran entrada para los muchachos de Florencio Varela que de todos modos, no quedaron del todo satisfechos ya que a su entender, estaban haciendo música en castellano pero cantada en inglés.

El siguiente disco, “Bagayo” de 1995, fue grabado con letras enteramente en castellano, con lo que la banda adoptó las influencias de leyendas del blues con el encanto del idioma ibérico. Este material resultó un verdadero punto de inflexión ya que ese cambio del blues tradicional a uno más cercano a las experiencias personales y cotidianas, tuvo un buen resultado, tanto en las ventas como en el desarrollo musical de la banda. Ese cambio puede apreciarse de entrada con “Blues del equipaje” que relata las peripecias de un viaje entre amigos y luego con otro clásico como “Por fin te fuiste, Mabel”, un desahogo del blusero frente a esa insoportable mujer. “Mala transa” es por su parte otro de los destacados junto con “Un trago para ver mejor”. Por supuesto que también hay del típico blues como en “Blues de Juan” y “Tus amigos”.

No sólo fue disco de oro sino que la revista Rolling Stone distinguió al álbum como uno de los mejores de la década. Un gran mérito para esta banda que realizó numerosas presentaciones por diversos puntos de América Latina.

Piro