Archivo de la categoría: Los Siete Delfines

Los Siete Delfines – Carnaval de Fantasmas (2008)

Los Siete Delfines - Carnaval de Fantasmas (2008)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. No Me Iré: 8,5
  2. Parece Que Hay Lugar: 7,5
  3. Murciélago Blanco: 9
  4. Carnaval de Fantasmas: 8
  5. En Tu Cabeza: 7,5
  6. Horas: 8
  7. Marluna: 8,5
  8. Ambiente: 8,5
  9. Paradigma: 7,5
  10. Subsonido: 7
  11. Herido: 9

Tras girar con su amigo (casi hermano), Gustavo Cerati y ser uno de los responsables del sonido de uno de sus trabajos más exitosos Ahí Vamos, Richard Coleman volvería con Los Siete Delfines para grabar su séptimo material y el último a la fecha, Carnaval de Fantasmas.

La grabación demandó todo el año 2007 y según el mismo se trata de lo mejor de su carrera. Coleman declaraba por aquel entonces: “Desde que volví a instalarme en Buenos Aires, en 2004, di cada paso con cuidado. Podría haber venido con la ansiedad de recuperar el tiempo perdido o con ganas de demostrar todo lo que había aprendido o salir a tocar a full pero cuando llegué, bajé un par de cambios y me tomé un tiempo para pensar cuál iba a ser mi camino como músico”.

Carnaval de Fantasmas es un ejemplo perfecto del sonido de Coleman marca registrada en todos sus años de trayectoria. “Decidimos grabar como en los 60: los cuatro tocando en un salón, sin auriculares, sin monitoreo. Pensamos que si existía alguna magia, algo virtual en la comunicación entre músicos, eso sucede en el ambiente, es algo que queda en la habitación y que, microfoneando bien podíamos atrapar. Como atrapar al fantasma, de alguna manera“, explicaba Richard cuando promocionaba la placa.

De la mano de temas como el contundente inicio con “No Me Iré”, el demoledor sonido de guitarras en “Murciélago Blanco”, “Marluna” compuesta por el guitarrista Diego García, la efectiva “Ambiente” y la experimental “Herido”, Los Siete Delfines se muestran como una banda compacta y con futuro promisorio a pesar de tantos años de interrupción (No lanzaban un disco desde Aventura en 1991).

F.V.

Anuncios

Los Siete Delfines – Aventura (2001)

Los Siete Delfines - Aventura (2001)

Puntaje del Disco: 9

  1. Una y Mil Veces: 9
  2. La Última Vez: 9
  3. Distant, Debonair: 9
  4. Suelo: 9
  5. Mágica: 8
  6. Segundo Round: 8,5
  7. Garden: 8
  8. Sentimiento Storni: 7
  9. Conceptual: 8,5
  10. Vendado y Frío: 8,5
  11. Ojos Pálidos: 9
  12. Street Life: 7,5

Desde las sombras y siempre apartados de la masividad Los Siete Delfines no cesaron durante años de ofrecernos rock de primer nivel álbum tras álbum. El principio del nuevo siglo no sería la excepción y en 2001 conocimos Aventura. Richard Coleman lo bautizó así por los problemas y contratiempos que atravesó antes de su lanzamiento.

Desde 1998 venían trabajando para este trabajo, uno de los más notables de su carrera, grabado en Buenos Aires en los Estudios Panda y masterizado en Los Angeles estamos ante un viraje en el sonido de la agrupación orientándose de lleno hacia al glam rock y dejando atrás el dark que venía signando sus últimos trabajos, aunque nunca dejando de lado las arrolladoras guitarras que son marca registrada de cualquier trabajo de Coleman. Sobre esta orientación al glam Richard explica en una entrevista a su manera que este era el momento justo: “Lo había probado antes con la otra formación de la banda, pero no había salido. Faltaba esa caradurez, una histeria que no había tenido la formación previa. Y con una loca sola adelante no alcanzaba” y agregaba “Con el dark está todo bien, pero mezclarlo con un poquito de glam es todavía mejor. Si hay un fondo de oscuridad, los brillitos se notan más”.

A pesar de esto Richard detesta que digan que Los Siete Delfines habían alcanzado su madurez, “Es un disco de espíritu adolescente, más que de madurez”, aseguró. “Es travieso: tiene zonas de densidad muy épicas y a la vez es desfachatado”.

El corte de difusión de Aventura fue “La Última Vez”, que contó hasta con un video clip y algo inusual en L7D, este tema junto a otros como “Una y Mil Veces”, “Distant, Debonair”, “Suelo” y “Ojos Pálidos” brillan sobre el resto en un sólido listado de temas que también incluye una versión castellanizada de “Street Life” de Roxy Music que cierra el álbum.

En Aventura una vez más Los Siete Delfines demuestran su enorme creatividad y variedad de géneros, que va más allá de sus guitarras aplastantes y sus sentidas letras. Con críticas favorables y una repercusión en Argentina casi inédita para uno de sus trabajos Coleman decide irse a vivir a Los Angeles. Recién casado con la cantante Karina Van Ron se dedica a producir el disco debut de su esposa y producir otras bandas generando una incertidumbre sobre el futuro de la banda sobre si se trataba de un largo paréntesis o sencillamente el fin.

F.V.

Los Siete Delfines – Dudosa Estrella (1999)

Los Siete Delfines - Dudosa Estrella (1999)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Amor Eterno: 8
  2. Mascarade: 7
  3. Cruz: 7,5
  4. A Veces Llamo: 8
  5. Héroes: 9
  6. Allá: 7,5
  7. Love Will Tear Us Apart: 7
  8. Dudosa Estrella: 6,5

Los Siete Delfines volverían a escena cerca del final de los noventa con Dudosa Estrella (1999), un EP de rarezas que se edito en edición limitada. Richard Coleman explicaba esta idea de la siguiente forma: “Somos una especie de grupo de culto, por eso nos pareció que estaba bien sacar un disco con ocho tracks, tipo edición limitada y más o menos privado, para la gente que nos sigue.”

En Dudosa Estrella nos encontramos con dos temas reversionados de la ex banda de Coleman Fricción como “A Veces Llamo” y el cover de David Bowie que ya forma parte de su propio repertorio “Héroes”, junto con algunos temas nuevos como “Amor Eterno”, “Dudosa Estrella”, “El Corazón de los Amables” y “Cruz” y dos curiosos cover de “Love Will Tear Us Apart” de Joy Division y “Mascarade” de The Carpenters.

Dudosa Estrella es una inmejorable ocasión para los fanáticos como para quienes conozcan por primera vez a Los Siete Delfines a través de este disco, ya que se trata de un material interesante y uno de sus más accesibles a la vez.

Sobre su condición de grupo de culto Coleman se hacía cargo de dicha afirmación sin dudarlo: “Hace diez años que estamos tocando juntos. Y que un grupo tenga tanto tiempo de convivencia, que siga haciendo discos y que continúe trabajando sin llegar al mainstream, quiere decir que pasa algo. Hay gente a la que le gusta lo que hacemos y se siente identificada con nuestras canciones y nuestro estilo. Y eso es un culto, un sencillo culto de rock. Además, tanto insistir en que éramos la banda dark y todo eso, decidimos reconocerlo y hacernos cargo. Okey, tienen razón.”

F.V.

Los Siete Delfines – Dark (1997)

Los Siete Delfines - Dark (1997)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Lunes: 8,5
  2. Allá: 8
  3. Enloquecida: 8
  4. Sed: 7,5
  5. Oscura: 9
  6. Meteoro: 8,5
  7. Sin Motivos: 7,5
  8. DienteXdiente: 9
  9. Sádica: 8,5
  10. Sirenas: 8,5

Luego de gran cantidad de shows entre 1996 y 1997 que incluyeron una exitosa gira por Colombia, donde formaron parte del multitudinario “Festival del Parque” donde compartieron la edición junto a otras bandas de Latinoamérica ante más de 50.000 personas, Los Siete Delfines volvieron al país con material nuevo para grabar su cuarto LP Dark (1997) editado en forma independiente por su propio sello, L7D Records.

Con la novedad de Diego Soto en guitarra y German Lentino en bajo el grupo de Richard Coleman suena compacto y sólido, tanto que la prensa especializada no dudo en catalogarlo como el mejor álbum de su carrera.

Aunque no alcanzo demasiada popularidad Dark es muy recomendable y confirma el estatus de banda de culto que se les empezó a colocar unos años antes. Sobre este tema Coleman opinaba lo siguiente: “Desde chico, a mi siempre lo que más me atrajo fue la condición de artista más allá de su popularidad. Yo siempre fui de buscar los discos raros y difíciles de conseguir, me identifiqué con eso. Era lo más natural para mi, siempre me gusto el artista que influía en muchas bandas y por ahí no era tan masivo. Creo que de alguna manera involuntariamente, fui buscando el lugar de lo que yo admiraba. A su vez, al trabajar en bandas las pretensiones y expectativas se reparten entre cada miembro y eso puede causar confusión. Como a mi me pasó con Gamexane cuando estábamos juntos en L7D: el tenía otras expectativas para la banda y en eso nunca estuvimos de acuerdo, lo que decantó en que el se fuera y yo me quedara en el grupo.”

Para 1998 la banda decidió editar su primer material en directo, para capturar según sus propias palabras: “la fuerza y calidad que Los Siete Delfines logran en vivo”. Así fue como el 3 show del 3 de Octubre de 1998 en el Teatro Regio que contó con la participación estelar de Gustavo Cerati, amigo de Coleman, quedaría inmortalizado en Regio (1998). Donde podemos encontrar versiones renovadas y poderosas de viejos clásicos de L7D.

F.V.

Los Siete Delfines – Desierto (1995)

Puntaje del Disco: 8

  1. Desierto: 8,5
  2. Cábalas: 8
  3. No Me Importa: 7
  4. Medallón: 9
  5. Equilibrio: 8
  6. Secreto: 8
  7. Siempre Habrá: 7
  8. Especial: 8,5
  9. Junto a Mi (sombra): 6,5
  10. Brillante: 8
  11. Angela: 8
  12. Flores Negras: 7,5
  13. Canción de Cuna: 7,5

Como siempre precursor y visionario Richard Coleman decidió para su tercer material Desierto (1995) un lanzamiento poco convencional y avanzado para su época.

El disco fue el primero en toda Latinoamérica en editarse en formato CD-Rom interactivo. Hasta ese momento ningún músico latino había experimentado con esta tecnología. En el CD-Rom interactivo, el usuario podía navegar por una laberíntica pirámide virtual, abrir puertas, encontrarse con fotos, clips y melodías del disco, siguiendo una tendencia que recién se iniciaba a nivel mundial y que solo artistas de la talla de Peter Gabriel, o David Bowie habían experimentado algo similar teniendo en cuenta la novedad que significaba esto mas de quince años atrás.
Musicalmente hablando Desierto acentúa el buen momento que atravesaban Los Siete Delfines, con temas acústicos y otros bien potentes, pero siempre sonando sólidos, a gran nivel y con la densidad narrativa a la que Coleman nos tenía acostumbrados.

Desierto fue grabado y lanzado en otoño de 1995, bajo el sello Del Cielito Records y producido por el propio grupo. El disco se presentaría oficialmente el 7 de octubre de 1995 en el Teatro Santa María en un show particular donde se montó en el hall del teatro una exposición de arte realizada por el grupo Dynamo basado en la poesía del grupo y en el escenario se llevo a cabo un show audiovisual con la proyección de video clips especialmente realizados para cada tema del recital.

F.V.

Los Siete Delfines – Nada Memorable (1993)

Puntaje del Disco: 9

  1. Nubes: 8
  2. Tuyo: 8,5
  3. Lluvia Intensa: 9
  4. Cenizazay: 9,5
  5. Nada Memorable: 9
  6. Ella: 8,5
  7. Todo se Mueve: 8,5
  8. Placebo: 9
  9. Versos Secretos: 7,5
  10. (A) Marte: 8
  11. Tanto: 7,5

La segunda placa de Los Siete Delfines, Nada Memorable (1993), cumple con creces las expectativas que esta banda de culto de la década del noventa había generado con su debut y en sus primeros conciertos.

Para el momento que Nada Memorable fue editado el grupo se había convertido en un trío ya que el segundo guitarrista Gamexane había abandonado a los Delfines, luego de una fuerte discusión con Richard Coleman, que lo llevo a retomar su antiguo proyecto Todos Tus Muertos. Pero este cambio no menguaría en el rendimiento de Los Siete Delfines.

En esta oportunidad Coleman guía el camino del grupo y se destaca claramente logrando generar un sonido potente y a la vez oscuro. Su guitarra distorsionada y su buena voz (muy similar a la de su amigo Gustavo Cerati) es la protagonista de los mejores momentos del disco solo por citar algunas podemos mencionar los mejores momentos como “Lluvia Intensa”, “Cenizazay”, “Nada Memorable” y “Placebo”. Pero a decir verdad todo el disco es bastante parejo y logra conjugar un puñado de temas muy buenos que redondean uno de sus mejores trabajos de la banda en tantos años de carrera y recibió innumerable cantidad de elogios como ser considerado por el suplemente NO del diario Pagina 12, como uno de los discos indispensables del rock nacional de los noventa.

F.V.

Los Siete Delfines – L7D (1992)

Puntaje del Disco: 8

  1. Dale Salida: 8,5
  2. Post Crucifixión: 7,5
  3. Never Du Nozin: 8
  4. Tu Orden: 8,5
  5. Florextrema: 7,5
  6. Musgo Sobre Oro: 8,5
  7. No es Simple: 7,5
  8. Es Tan Celosa: 8
  9. Travesía: 8,5
  10. Amo la Noche: 8,5
  11. La Ronda: 7
  12. Árboles: 7
  13. Ni Una Vez Más: 8,5

Los Siete Delfines nacieron a principios de los noventa como un dúo formados por el ex Fricción Richard Coleman y el ex Todos Tus Muertos “Gamexane” Villafañe a ellos se le sumaron Ricardo Saenz Paz en bajo y teclados y Braulio D’Aguirre en batería.

Sin ningún disco oficial en su haber y con gran repercusión en conciertos donde se presentaron junto a Charly Garcia, Luis Alberto Spinetta, entre otros. El prestigioso (por ese entonces) suplemento musical del diario Clarin los ubico como el grupo revelación del año 1990.

La figura de Richard Coleman siempre me resulto interesante y valiosa dentro del rock nacional, gran amigo del líder de Soda Stereo Gustavo Cerati, es una suerte de alter-ego rockero y mas oscuro de el. Lógicamente Soda influyo bastante en Coleman pero también se perciben en su música claras influencias dark y británicas.

En Julio de 1992 finalmente lograrían editar su primer trabajo oficial L7D bajo la producción del mismo Cerati. Un disco con momentos intensos y valiosos, pondría por encima del resto “Dale Salida”, “Musgo Sobre Oro”, “Amo la Noche” y “Travesía”, pero lo que es mas importante se nota una cohesión musical y una búsqueda que se mantiene a lo largo del disco sin mostrar demasiados altibajos ni zonas grises. Cuenta también con una buena versión de “Post Crucifiction” de Pescado Rabioso. La periodista Gloria Guerrero describía por ese entonces de esta forma a Los Siete Delfines: “En épocas en que los grandes letristas no descuellan (salvo los tradicionales), Coleman insiste en una poesía única y particular. Fascinado por los juegos de palabras y por una danza casi fotográfica de imágenes superpuestas, canciones como “Azulado” (que grabó Soda Stereo en su segundo LP) o las actuales letras de Los Delfines están absolutamente dedicadas a la belleza”.

Tan recomendable como adentrarse en los sonidos de Los Siete Delfines es darle una oportunidad al material de Fricción (la anterior banda de Coleman) y no solo a su conocido cover de “Heroes” de David Bowie sino a su discografía completa Consumacion o Consumo (1986) y Para Terminar (1988).

F.V.