Archivo de la categoría: Me Darás Mil Hijos

Me Darás Mil Hijos – Santo Remedio (2013)

Me Darás Mil Hijos - Santo Remedio (2013)

Puntaje del Disco: 8

  1. Algo del Río: 8,5
  2. Lo Que Nos Pasa: 8
  3. Pasillo Hacia el Río: 7
  4. Santo Remedio: 7,5
  5. Merienda: 9
  6. Corazón (autocríptico): 8
  7. El Inadecuado: 8
  8. Esta no es una Canción de Amor: 8
  9. Canción Desordenada: 8
  10. Cicatriz: 7,5
  11. Tempranito: 7
  12. El Reflejo: 7,5

Luego de cinco años de silencio, Me Darás Mil Hijos vuelve al ruedo con lo que se convertiría en su cuarto material de estudio, Santo Remedio, en esta ocasión la agrupación vuelve con una formación similar a la que había marcado sus orígenes: un trío de guitarras con percusión y contrabajo.

Con una década de carrera que los avalan y los llevó por todos los rincones del país, en Santo Remedio “La orquesta atípica porteña” nos devuelve la evolución de su música confirmando su identidad que tanto los caracteriza. Desde el folk rock, coquetean con diversos géneros musicales, con aires de guapeza tanguera, de celebración folklorista en una peña sin tiempo.

A lo largo de sus doce pistas Me Darás Mil Hijos nos ofrece una buena dosis de emociones y sueños cantados, que se ubica entre lo mejor de su repertorio otra vez en forma independiente luego de su mala experiencia con sellos discográficos. Cuenta con bastantes invitados entre los que destacamos a Daniel Melingo en “El Inadecuado” y Liliana Herrero en “El Reflejo”.

Sobre su capacidad de autogestionarse y la crisis actual en la industria discográfica su líder Mariano Fernandez nos ofrece esta interesante reflexión: “Lo que para las discográficas es una crisis, que es esta transición, para la autogestión y la independencia es un abanico de oportunidades. La apertura que permite Internet, los celulares y otros canales, son oportunidades. A nosotros no nos golpea esta crisis porque nunca estuvimos dentro del mainstream, o estuvimos quince minutos. Nuestra experiencia en una compañía no fue buena. La crisis para nosotros significa un cambio, algo positivo. El momento crítico es para los que se la llevaban con pala, decidían qué diez grupos vivían de esto y el resto que se curtiera. De hecho, cuando estuvimos en una compañía no ganábamos plata. Entonces, todo esto obliga a la autogestión, a renovarse y actualizarse sobre los nuevos canales de comunicación, que son accesibles para todos. La crisis para nosotros es libertad.”

F.V.

Me Darás Mil Hijos – Aire (2008)

Me Darás Mil Hijos - Aire (2008)

Puntaje del Disco: 7

  1. Horizonte: 6,5
  2. Canción Rota: 7
  3. Collar de Flores: 7,5
  4. El Hombre: 7
  5. Lima Limeña: 6,5
  6. Paso Bien Cortito: 6
  7. Yo Me Quedo: 8
  8. Aire: 7
  9. Náufrago: 7
  10. Perro Viejo: 6,5
  11. La Mulita: 7,5
  12. Siesta: 7
  13. Noche Linda: 7
  14. Una Nena: 7
  15. Sol de Invierno: 7,5

Con una propuesta menos melancólica que en trabajos anteriores y apostando más al baile Me Darás Mil Hijos editaría su tercer material: Aire (2008).

Sin posicionarse en ningún género en particular, hacen predominar el sonido acústico que abarca boleros, tangos, baladas y algo de rock, entre otros géneros. Según su cantante Mariano Fernandez la banda fue mezclando distintos géneros hasta encontrar su sonido propio: “Creo que hay un sonido propio que se fue logrando”, y agregó “No fue una búsqueda como hallazgo, sino algo que se fue dando en el camino. Con el simple laburo y con el pasar de los años creo que se fue logrando un sonido que es bastante personal y bastante propio.”

Su segundo trabajo Un camino, Algún Lugar, fue grabado bajo la gran multinacional Sony BMG, algo que la mayoría de las bandas locales anhelan, pero a diferencia de ello Fernandez es tajante y explica: “Yo no creo que esté bueno trabajar con una multinacional. No nos dieron bola. De hecho, hay una cuestión muy burocrática: Un camino… vendió bien casi sin difusión, y creo que ni se enteraron. Y no reponen los discos en los lugares donde está agotado. La verdad que fue más en contra que a favor.” Lo que los llevó a tomar la decisión de grabar en forma independiente nuevamente.

Aire sigue el camino de sus antecesores, pero cuenta con una evolución personal de cada músico y al ser grabado en vivo cuenta con una potencia similar a cuando hacen un show.

Otra característica en Aire es el espíritu festivo en contraste con lo melancólicos con los que se los tildo en sus primeros álbumes, especialmente el primero. Algo que particularmente no es lo que más me atrajo del disco, ya que los temas simples y lentos son los que más me continúan atrapando. Con relación a esto Fernandez cuenta: “Nuestro primer disco generó cierta cosa de culto y tratamos de escaparle a eso. No nos interesa ser un grupo de culto o intelectualoso. Queríamos salir del Club del Vino. Y ahora también: la idea es llegar a la mayor cantidad de gente posible con lo que nos sale, pero así como no nos encerramos en un género no nos encerramos con nada de lo que implica el show.

Me Darás Mil Hijos continúa con su estilo, no tener ningún tipo de límite al momento de crear canciones lo que los hace sentirse cómodos en diversos géneros, estableciendo un sonido particular una mezcla de muchas cosas pero con personalidad tanto en sus melodías como en sus letras.

F.V.

Me Darás Mil Hijos – Un Camino, Algún Lugar (2005)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Escarabajo: 7
  2. Distancia: 8
  3. Nadie Duerme: 7
  4. Abanico: 8,5
  5. El Vals de la Mosca: 8,5
  6. Sueños de Autostop: 7
  7. Indeciso: 8
  8. El Perfume: 7,5
  9. Invierno: 7,5
  10. Luna Vieja: 7,5
  11. Ojos Verdes: 7,5
  12. Y Vuelvo: 7

Me darás Mil Hijos editaría su segundo trabajo Un Camino, Algún Lugar para comienzos del 2005. Luego de un elogiado primer material donde se destaca su originalidad y que escapa al cotidiano del rock nacional, en esta segunda placa no hacen más que acentuar este camino, aunque tal vez sin la calidad de canciones que podemos encontrar en su debut.

Su variada instrumentación acústica (que incluye guitarras, contrabajo, banjo, cavaquinho, acordeón, vientos y percusión entre otros instrumentos), son un aire de renovación en la escena musical de esta década.

En una entrevista sobre sus gustos su cantante Mariano Fernández destaca al tango como una de sus mayores influencias fueron los cantores de tango: “Me interesan Gardel, Rivero, Goyeneche viejo (como cantante era tan groso como Gardel, es de los que más me gustan, técnicamente era increíble, hacía lo que quería). Zitarrosa que no es tango en particular pero es un referente fuertísimo, aun con sus intentos de hacer tango que son lindos”.

La repercusión de Un Camino, Algún Lugar les permitió realizar más de ciento cincuenta conciertos en escenarios tan diversos como festivales folclóricos del interior, teatros de Buenos Aires, Córdoba y Rosario, además de centros culturales. Llegaron a despertar el interés no solo de la prensa sino también de sus pares nacionales y extranjeros, como Goran Bregovic (conocido por ser el autor de bandas sonoras de películas famosas en especial las de Emir Kusurika), de quien fueron soportes en el Luna Park.

Sobre la experiencia de tocar con Goran, Fernandez lo relataba de esta forma: “Ese show fue adrenalina pura. Casi no pudimos probar sonido y yo la batería la tenía a veinte metros. El sonido era un quilombo, no escuchábamos nada  pero fuimos para adelante y salió bárbaro. Estuvo lejísimo de ser una buena performance pero fue muy copado. A la gente le gusto y  un montón se compraron discos. Fue una de las cosas que nos hizo tirar para adelante. Cuando bajé del escenario, Goran estaba ahí, me abrazó y me dijo que lo había disfrutado como uno más. Yo temblaba, no entendía nada  y cuando llegué al camarín alguien me explicó qué me había dicho. Fue un flash”.

F.V.

Me Darás Mil Hijos – Me Darás Mil Hijos (2003)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Cenizas: 9
  2. Por Qué: 8
  3. Fusil: 8
  4. Canción de Otro: 9
  5. Destierro: 7,5
  6. Cruz del Sur: 8
  7. Media Sonrisa: 8,5
  8. Condena: 8
  9. Los Viejitos:
  10. Canción de Amor Lejana: 8,5
  11. Porque Te Irás: 8
  12. Virgen de Acero: 8,5

Me darás Mil Hijos es uno de los pocos grupos nacionales que escapa a la cotidiana llanura musical a la que estamos habituados y apuestan a un proyecto donde lo acústico es la novedad para combinarlo con nuevas tendencias y llevarlas hacia otro nivel.

Los comienzos de la banda se remontan al 2001 cuando los hermanos Fernández, Gustavo Semmartin, Carolina Flechner y el ex Visitantes Federico Ghazarossian se aunaron para una experimentación sonora que dio como resultado inicial su primera placa editada en forma independiente Me Darás Mil Hijos (2003).

El cantante Mariano Fernández contó como fueron esos inicios cuando comenzó a formar al grupo definitivo aun sin pretensiones de lograr todo lo que consiguieron: “A partir de un puñadito de canciones que había compuesto, les propuse juntarnos para ver qué pasaba con esos temas en formato acústico. Y de inmediato empezamos a grabar, a demear, y eso se terminó convirtiendo en el primer disco. Tardamos más de dos años en grabarlo y, como no teníamos apuro, elegimos dónde poner un clarinete, dónde un violín, dónde los vientos. Para eso convocamos a amigos como Daniel Melingo o la gente de Pequeña Orquesta Reincidentes. Cuando lo terminamos teníamos que salir a tocar, y en ese momento se incorporaron Carolina Flechner en batería, Leonora Arbiser en acordeón y Damián Rovner en trompeta, quienes terminaron consolidando la presentación del disco en el Teatro Maipo”.

MDMH logró en este primer material conjugar un sonido que se hace difícil de explicar en palabras, abundan melodías de milongas, valsecitos, fox-trot y rock. El fantasma que domina la mayoría de las composiciones es el amor, en su versión desencanto y felicidad. Ya desde sus primeras presentaciones en directo comenzaron a destacarse y a convertirse en un show de esos que hay que vivir en carne propia, según explica Federico Fernández: “En el grupo se genera una vibración que se trasmite entre los integrantes y el público. Como nunca premeditamos los pasos a seguir, los cambios fluyen como la música. Mi creencia personal es que la música debe ser para todos, no tiene límites de edad, sexo ni raza: es lo mismo que lo escuche un intelectual de Palermo que un indígena del norte. La función de la música es ser liberadora, es de unión, y no tiene que caer en sectarismos”.

La mezcla de estilos y la audacia los convirtió en una de las propuestas mas atípicas y a la vez interesantes del rock nacional, característica que deja en claro Mariano al explicar su música: “La búsqueda de cada uno depende de una elección personal: hay quienes se encierran en un sólo género y no está mal. Nuestra elección de movida fue la de no encasillarnos”

F.V.