Archivo de la categoría: Plastilina Mosh

Plastilina Mosh – Hola Chicuelos (2003)

Plastilina Mosh - Hola Chicuelos (2003)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Cosmic Lelos: 7
  2. Peligroso Pop: 8
  3. Naranjada: 8
  4. Decatlón: 6,5
  5. Pekin Jazz: 7,5
  6. Garret Club: 7
  7. Magic Fever: 7
  8. Houston: 6,5
  9. Grooveman: 7,5
  10. Celeste: 7,5
  11. Aló: 8,5
  12. Te Lo Juro Por Madonna7,5
  13. Keepin’ Strong: 8
  14. Pinche Stereo Band: 7
  15. Shake Your Pubis: 7,5
  16. Enzo: 8
  17. Oxidados: 9
  18. Outro:

El tercer trabajo del dúo de Monterrey Plastilina Mosh, Hola Chicuelos (2003), mantiene las inquietudes y la diversidad de sonido que caracterizan a estos mexicanos, pero tendría una caracteristica distintiva, estaría inspirado según ellos mismos declararon en el universo temático del movimiento gay.

Al ser consultados sobre el tema Jonaz se expreso con una broma: “A los homosexuales, que les vaya bien, y a los del lesbianismo, que inviten. No, está chido. Yo creo que es normal ser bisexual, porque no llenas con un solo sexo. Si hay lesbianas por ahí, inviten.”

Inclusive el título se desprende de cómo el amigo homosexual de Jonaz llamado Sergio, que participó cantando un tema con su estilo afeminado, solía llamarlos: “Cuando nos cantó ese tema en colaboración, nos empezó a llamar chicuelos y fue de ahí que nació la idea de llevar ese título.”

Mas allá de esto es destacable como Plastilina Mosh no se deja llevar por modas y hacen lo que se les antoja, siempre fiel a su estilo. El propio Jonaz lo dejaría claro en declaraciones de la época: “Nosotros no vamos con la moda, sino que hacemos lo que nos gusta. Si ahora todos incluyen bateristas en sus grupos, nosotros siempre seguiremos siendo los mismos como nos conocieron en Aquamosh.”

Según el dúo estamos ante un álbum más acústico que los anteriores, aunque sus temas entre electrónicos y roqueros pegadizos siguen siendo su fuerte.  De las 18 canciones seleccionada encontramos algunas para resaltar como “Peligroso Pop”, “Naranjada”, “Aló”, “Te Lo Juro Por Madonna”, “Keepin’ Strong”, “Enzo” y “Oxidados”.

Con este trabajo el dúo formado por Alejandro Rosso y Jonaz buscaría recuperar el terreno internacional perdido luego de un no tan exitoso segundo trabajo aunque terminaría otra vez no teniendo demasiado trascendencia. A pesar de esto según sus propias palabras no es algo que los desvele demasiado: No somos un grupo que intente darle seguimiento a la primera o a la segunda producción exitosa o que se obsesionen por superar el éxito comercial de ambos discos, más bien lo que intentamos es hacer producciones diferentes que nos gusten y nos dejen satisfechos.”

F.V.

Anuncios

Plastilina Mosh – Juan Manuel (2000)

Puntaje del Disco: 7

  1. Nordic Laser: 6,5
  2. Shampoo: 7
  3. Bassass (Int. Stereo): 8,5
  4. Tiki Fiesta: 6
  5. Arpoador: 7
  6. Boombox Baby: 7
  7. Baretta 1989: 7,5
  8. Graceland: 7,5
  9. Supercombo Electrónico: 7
  10. Human Disco Ball: 7,5
  11. Good Bye Happy Farm: 6

Luego de lo que significo uno de los mejores trabajos de rock mexicano de todos los tiempos, Aquamosh, Plastilina Mosh se tomaría un merecido descanso para empezar a trabajar en se segundo álbum.

Con toda esta expectativa a cuestas nace Juan Manuel (2000), producido por Chris Allison, reconocido por su trabajo con The Beta Band, un disco que rompe con su pasado inmediato y nos ofrece una mayor variedad musical y melódica, bajo una atmosfera absurda que se podría describir como el kitsch a nivel musical. Con una gran variedad de ritmos, preponderando el dance por sobre todo pero con toques de música latina, disco, hip hop y por momentos medio rockero, logrando conformar un conjunto de obras que podrían estar al borde del mal gusto pero que, en sus manos, se convierten en excelentes canciones, con una gran producción y sentido estético.

Los primeros singles “Human Disco Ball” y “Bassass” tuvieron bastante difusión en los medios mexicanos y latinos pero en su conjunto el disco no alcanzó ni el éxito comercial ni la calidad musical que su antecesor.

Juan Manuel mantiene intacto las inquietudes del dúo de Monterrey, siempre dando la impresión de que estuvieran realizando una parodia de la música que han escuchado toda su vida. Pero esto no le quita calidad a lo que hacen sino que, al contrario le da una nueva dimensión, una profundidad adicional.

F.V.

Plastilina Mosh – Aquamosh (1998)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Niño Bomba: 8,5
  2. Afroman: 7,5
  3. Ode to Mauricio Garcés: 7
  4. Banano’s Bar: 8,5
  5. Monster Truck: 9
  6. Encendedor: 8
  7. Bungaloo Punta Cometa: 6,5
  8. Aquamosh: 7
  9. I’ve Got That Milton Pacheco Kinda’ Feeling: 8
  10. Pornoshop: 8,5
  11. Savage Sucker Boy: 8
  12. Mr. P. Mosh: 9

Plastilina Mosh es uno de los grupos más extraños y originales a la vez surgidos en México en la década del noventa. Plastilina consiste en dos mexicanos oriundos de la ciudad de Monterrey con gustos musicales totalmente distintos cuyo objetivo era fusionarlos y generar un sonido alegre y que logre llamar la atención.

El primer paso lo dieron a principios de 1997 cuando se mudaron a Ciudad de México para grabar su primer sencillo “Niño Bomba” con el que lograron captar la atención del publico y la prensa con sus curiosas interpretaciones. La amplia difusión alcanzada por el video del tema en la cadena MTV sobre todo les permitió captar la atención de productores norteamericanos, de sus coterráneos Café Tacvba y del propio y del consagrado artista norteamericano Beck que ayudaría a la grabación de su primer larga duración.

Como resultado de esta mezcolanza nació Aquamosh (1998) un disco alternativo con toques funk, electrónicos, latinos y hasta hip hoperos que llevaron a comparaciones con los mismísimos Beastie Boys. Su primer sencillo “Mr P. Mosh” les valió la fama en todo el continente americano siendo uno de los favoritos por la señal MTV Latinoamérica en esa época, pero también otros temas como “Banano’s Bar”, “Monster Truck” y “Pornoshop” logran llamar la atención a cualquiera que escuche Aquamosh que terminaría siendo disco del año en México y en varios países y funcionando muy bien en cuanto a ventas.  La habilidad como programador de Alejandro Rosso junto al toque roquero que le daba Jonas en voz y guitarra generaron un sonido ecléctico difícil de imitar con una producción impecable con pequeños sonidos ocultos en la mayoría de las canciones que enriquecen el sonido de Aquamosh. Un álbum debut tan interesante como extraño pero que vale la pena ser escuchado.

F.V.