Archivo de la categoría: Serú Girán

Serú Girán – Peperina (1981)

Serú Girán – Peperina (1981)

Puntaje del Disco: 7,5

  1. Peperina: 9,5
  2. Llorando en el espejo: 7,5
  3. Parado en el medio de la vida: 7,5
  4. Cara de velocidad: 7,5
  5. Esperando nacer: 7
  6. 20 trajes verdes: 6
  7. Cinema verité: 7,5
  8. En la vereda del sol: 7,5
  9. José Mercado: 5,5
  10. Salir de la melancolía: 6,5
  11. Lo que dice la lluvia: 5

El cuarto álbum de estudio de los Beatles Criollos llegaría en el año 1981. Peperina sería el último (antes de su separación) y también el más flojito en la discografía del grupo.

Las razones sobre el retroceso en el nivel de Serú Girán se encuentran que en que el grupo no demuestra un paso hacia delante de lo que venían haciendo. Es un Soft rock bastante convencional que se aleja mucho de su rama progresiva. De hecho se nota que el grupo esta influenciado por el arraigado sonido de los ochenta. La batería con eco de Moro es algo tan insufrible como si lo escucháramos de cualquier grupo de la misma época.

Otro problema es que las melodías no enganchan. Hay una predominancia de piano, especialmente en canciones tipo baladas que terminan agotando como “Llorando en el espejo”, “Esperando nacer” y “Cinema verité”, si bien no son malas. Incluso “20 trajes verdes” es un relleno instrumental de piano bastante obvio por más escuchable que sea. Pero de todas “Lo que dice la lluvia” es el hartazgo en piano y sintetizadores.

Todo bien con Charly y su pianito, pero acá se pasa un poco de la raya. De todas formas se sigue notando que es el más talentoso del grupo. En este caso compuso el único gran clásico del disco, la homónima “Peperina”, la cual fue escrita en respuesta a una chica de Córdoba que siempre criticaba a Serú Girán en sus presentaciones. Si le buscamos la analogía (salvando distancias) como Lennon lo hizo alguna vez con sus propios críticos.

Por su parte Lebón, aunque nunca me pareció un gran compositor, su aporte no es despreciable. “Parado en el medio de la vida” es un agradable corte acústico. Y nos sorprende con “Cara de velocidad”, el corte más rockero y dinámico que recuerdo haber escuchado de esta banda.

Aunque si de sorpresa hablamos “José Mercado” es la rareza del disco. Pero no necesariamente buena. Es una bizarreada sin melodía y sin atractivo alguno. En otras palabras: más relleno.

Peperina por todo esto no es otra cosa que el principio del fin. En el año 1982 iniciarían su última gira como despedida.

Persy

Serú Girán – Bicicleta (1980)

Puntaje del Disco: 9

  1. A los jóvenes de ayer: 9,5
  2. Cuanto tiempo más llevara: 8
  3. Canción De Alicia En El País: 10
  4. La luna de marzo: 6,5
  5. Mientras miro las nuevas olas: 9
  6. Desarma y Sangra: 8,5
  7. Tema de Nayla: 9
  8. Encuentro con el diablo: 8

Bicicleta es considerado por muchos como el mejor disco de Serú Girán, o por lo menos uno de los más populares y reconocidos. El disco fue lanzado en pleno régimen dictatorial en la Argentina, justamente el contenido del disco no se calla, esta cargado de una fuerte crítica contra la dictadura (con mensajes muchas veces sutiles) describiendo la realidad que aquejaba al país.

Musicalmente hablando, Bicicleta es un disco sólido y con incursiones en el rock progresivo, apareciendo muy interesantes pasajes instrumentales, sin despegarse del lado convencional. Las composiciones y la interpretación vocal nuevamente se las reparten entre Charly García y David Lebón. Como ya es costumbre el aporte de Charly es el que sobresale del grupo. Basta con nombrar los clásicos “Canción De Alicia En El País” (la mejor y la que engloba las grandes cualidades de Serú en el álbum) y “A los jóvenes de ayer” (un tema meticuloso, en los que parecen perfeccionistas especialmente desde el lado instrumenta). Y no se quedó ahí, también compuso “Mientras miro las nuevas olas”, que es de lo más dinámico y rockero del disco, y la conmovedora balada a piano “Desarma Y Sangra”.

Por el lado de Lebón, no tengo nada contra el ruso, pero siempre estaba un paso atrás de Charly. Sin embargo, sus canciones también son lo suficientemente auspiciosas en Bicicleta. Sobretodo la bella “Tema de Nayla”. “Encuentro con el Diablo” también tiene lo suyo aunque su riff parece tomado de “Sweet Home Alabama”.

Aznar también tuvo su pequeño momento de gloria y aportó su temita instrumental “La luna de marzo” que a decir verdad es más relleno que otra cosa.

En fin, Bicicleta es un disco excelente, uno de los mejores de la banda. Pero depende del gusto de cada uno decir si fue el mejor de su carrera.

Persy

Seru Giran – Yo No Quiero Volverme Tan Loco (2000)

Puntaje del Disco: 8,5

Disco 1:

  1. Autos, Jets, Aviones, Barcos: 8
  2. Salir de la Melancolía: 7
  3. Oh Dios, Qué Voy a Hacer: 8,5
  4. Canción de Alicia en el País: 9
  5. A los Jóvenes de Ayer: 9
  6. Cuánto Tiempo Más Llevará: 8,5
  7. Esperando Nacer: 8
  8. Seminare: 9
  9. El Mendigo en el Andén: 7,5
  10. Parado en el Medio de la Vida: 7
  11. Espejismo en la Nieve: 7

Disco 2:

  1. Inconsciente Colectivo: 8,5
  2. Alto en la Torre: 8
  3. Cinema Verité: 8
  4. No Llores Por Mí, Argentina: 8,5
  5. En la Vereda del Sol: 8,5
  6. Yo No Quiero Volverme Tan Loco (Pena en mi corazón): 8
  7. Mientras Miro las Nuevas Olas: 8,5
  8. Encuentro con el Diablo: 7,5
  9. Peperina: 9
  10. No Llores Por Mí, Argentina (Bis): 8

Con ya cuatro discos de estudio que consolidaban a Seru Giran como una de las bandas más importantes de Argentina a principios de los ochenta, era el momento que tengan su propio disco en vivo en el que incluyan su repertorio de hits. En 1982 se lanzaría el álbum en vivo No Llores Por Mi, Argentina. Pero además en el 2000 se editaría el disco doble Yo No Quiero Volverme Tan Loco basado en grabaciones anteriores, más precisamente en su presentación en 1981 en el Teatro Coliseo.

Se recital en el Coliseo se caracterizó por ser bastante placido, tranquilo, manteniendo una atmosfera calma, rara vez sube sus revoluciones. En otras palabras, para mi gusto, se excede en la cantidad de baladas. Sacando algunas excepciones como “No Llores Por Mí, Argentina” y “Mientras Miro las Nuevas Olas”. De hecho es muy loco que empiecen con un tema como “Autos, jets, aviones, barcos”. Uno espera algo un poco más potente. Pero cumplen especialmente por como se luce Pedro Aznar en bajo.

Lo segundo que lo distingue es la sincronización entre Charly y Lebon en la interpretación vocal de los temas. Si bien Lebón tiene más protagonismo en la primera parte del show y Garcia en la segunda.

Lo último que hay que destacar es la aparición de temas inéditos como condimento extra. Lebón por ejemplo interpreta “Oh Dios, qué voy a hacer” que recién se vería más tarde en su carrera como solista. Así como Charly en una breve versión de “Inconsciente colectivo” y luego un boceto de “Yo No Quiero Volverme Tan Loco”, que acá Charly anuncia como “Pena en mi corazón”. Incluso Pedro Aznar presenta su propia composición, la instrumental “Espejismo en la nieve”. También hicieron una versión del viejo tema de Sui Generis “Alto en la torre”.

Y si buscamos los mejores momentos hay que destacar el combo entre “Canción de Alicia en el país” y “A los jóvenes de ayer” en los que demuestran su impecable calidad como grupo. La famosa balada “Seminare” es tan hermosa como su versión de estudio. Y el cierre a todo pulmón con “Peperina”. El resto de recital es parejo y constante. Con buenas y muy buenas interpretaciones de sus temas aunque no sean superlativas.

Por eso, Yo No Quiero Volverme Tan Loco es un “rescate emotivo” de su colección de clásicos en directo que los fans de la Seru van a saber disfrutar mucho.

Persy

Seru Giran – La Grasa de las Capitales (1979)

Puntaje del Disco: 9

  1. La Grasa de las Capitales: 9
  2. San Francisco Y El Lobo: 8
  3. Perro Andaluz: 10
  4. Frecuencia Modulada: 7,5
  5. Paranoia y Soledad: 6
  6. Noche de Perros: 8
  7. Viernes 3 Am: 9,5
  8. Los Sobrevivientes: 7
  9. Canción de Hollywood: 9

Para su segundo disco, Seru Giran dejaría de lado las orquestaciones que venía usando en su álbum debut, pero no el rock progresivo. La Grasa de las Capitales tiene melodías más bien convencionales y pop con interesantes interacciones de la banda en ciertos pasajes desde el lado instrumental. Al parecer una vuelta de tuerca que llevaron a cabo ante la resistencia de cierta porción del público y la prensa por lo que fue su álbum debut.

Así que La Grasa puede resultar un poco más accesible para el oyente promedio, pero además tiene cosas que sorprenden (y hasta son complejas). Por ejemplo el disco comienza con la homónima “La Grasa de las Capitales”, un tema que asombra por lo loco. Tiene una increíble fusión de estilos y constantes cambios de ritmo. Este es el primero de los temas de Charly, en el resto del álbum se dividen en la composición e interpretación de los temas. Aunque las canciones de Charly Garcia terminan siendo siempre las mejores.

A mi modo de ver aportó dos temasos que priman sobre el resto: “Viernes 3 Am”, una balada sobre la muerte (que llegó a ser censurada) con una letra excelente; y “Perro Andaluz” para mi el mejor del disco, interesante desde lo melódico e instrumental. Y para rematarla y cerrar el disco la enternecedora “Canción de Hollywood” también es otra genialidad.

Entre las canciones de Lebón, “Los Sobrevivientes” y “Frecuencia Modulada” pasan desapercibidas. “Noche de Perros” es lo mejorcito aunque esta un poco inflado. Se nota la influencia de Floyd, sobretodo en el solo de guitarra que es Gilmour puro. El otro tema épico y más progresivo vendría a ser “Paranoia y Soledad” de Pedro aznar, un tema lento y oscuro pero que no termina de cerrar.

En fin, La Grasa de las Capitales es un excelente disco. Dato inútil y anecdótico: llegó a ser ubicado en el puesto 17 como uno de los mejores discos del rock argentino.

Persy

Serú Girán – Serú Girán (1978)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Eiti Leda: 9
  2. El Mendigo en el Andén: 8
  3. Separata: 7
  4. Autos, Jets, Aviones, Barcos: 8,5
  5. Serú Girán: 9
  6. Seminare: 10
  7. Voy a Mil: 6,5
  8. Cosmigonón: 6,5

Debido a constantes conflictos internos, La Maquina de Hacer Pájaros se disolvería dejando un breve legado. Y Charly Garcia encaminaría su nuevo proyecto viajando a Brasil junto a su amigo David Lebón para grabar nuevo material. Al dúo luego se le sumarían el bajista Pedro Aznar y el baterista Oscar Moro, conformando en forma definitiva a Serú Girán.

Su nacimiento traería también su muy buen álbum debut que no tardaría en llegar. En él se puede escuchar los estilos que Charly había desarrollado en sus años previos, especialmente el rock progresivo de La Maquina. El álbum tiene varias canciones de este género como la hermosa balada multi seccionada “Eiti Leda” y la mini opera rock que titula la banda “Serú Girán”, en las cuales colaboró una orquesta de 24 músicos. Sin embargo, Serú iría un paso más adelante respecto de este género. Lo fusionarían con la influencia de la música brasilera que adquirirían en su éxodo en el país carioca. “Autos, Jets, Aviones, Barcos” denota esa interesante influencia además de incluir un solo de guitarra muy floydeano (hasta parece que Gilmour está ahí).

Lo segundo a destacar del disco son sus notables baladas interpretadas por David Lebón, como la balada a piano “El Mendigo en el Andén” y la ultra famosa “Seminare”, que pese a estar gastada tiene la melodía más enternecedora de este trabajo.

Sin embargo, el álbum no es tan perfecto. “Separata” pasa desapercibida y el final del disco no es tan auspicioso. “Voy a Mil” es un rock stone no muy bien logrado y “Cosmigonón” es un instrumental de 1 minuto y medio que parece puro relleno. Tal vez estos detalles fueron algunas de las razones por las cuales les costaría la aceptación del público en primera instancia. De todas formas, seguirían creciendo consolidándose como una de las bandas argentinas más importantes de la historia.

Persy