Archivo de la categoría: Pappo’s Blues

Pappo’s Blues – Pappo’s Blues Volumen 7 (1978)

Pappo’s Blues - Pappo’s Blues Volumen 7 (1978)

Puntaje del Disco: 8

  1. El hombre suburbano: 6,5
  2. El viejo: 8,5
  3. El jugador: 7,5
  4. Tema I: 8,5
  5. Abordo: 8
  6. Gris y amarillo: 8
  7. Detrás de la iglesia: 8

Volumen 7 de Pappo’s Blues no es otra cosa que un grandísimo curro. La banda estaba en sus últimas, sobretodo por los nuevos proyectos en los que se metía Pappo como Aeroblus. Pero para seguir subsistiendo editarían un disco con versiones regrabadas de canciones viejas con la formación encabezada por el Carpo, Alejandro Medina y Dario Fernandez en batería. Con la diferencia de que son un poco más pesadas y que incorporarían dos temas (inéditos) instrumentales que no están nada mal: “El Jugador” (de Ale Medina, con el Carpo improvisando a morir y el bajista poniendo su base y por momentos tratando de salirse del molde) y “Detrás de la iglesia” (de muy buen riff).

En cuanto a los cortes ya conocidos algunos superan a la primera versión como “El Viejo” y “Tema I” en donde rockean muy bien. Mientras que por ejemplo en “El hombre suburbano”, un clásico que en lo personal siempre me pareció un poco sobrevalorado y genérico, suena en este caso aún menos atractiva. Los solos de guitarra de fondo no hacen algo que llame la atención.

Volumen 7 no es muy original. Pappo nunca se caracterizó por ser un gran innovador, sino un gran ejecutor. Pero es un álbum que no está nada mal, y sirve para que completes tu colección de Pappo’s Blues. De hecho sería el último de la banda hasta su reunión en los noventa.

Persy

Anuncios

Pappo’s Blues – Pappo’s Blues Volumen VI (1975)

Pappo’s Blues – Pappo’s Blues Volumen 6 (1976)

Puntaje del Disco: 7

  1. Slide blues: 9
  2. Abordo: 7,5
  3. Nervioso visitante (parte II): 7
  4. El escarabajo: 5,5
  5. Los libres pecan por ser libres: 7

“Amanecí esta mañana y desperté cantando blues”. Sí, Pappo’s Blues volvió a amanecer pero esta vez por impulso de su compañía discográfica, que uso el material que sobró de Volumen 5 para editar un nuevo disco que obviamente llamaron Volumen 6.

Justamente al tratarse de “sobras” de Volumen 5, tenemos a la versión más experimental del Carpo. Un blues psicodélico que tiene sus tramos realmente atractivos. La mayoría de ellos son instrumentales. Entre ellos está “Abordo”, que no suena a descarte, demuestra lo talentoso que es el Carpo en guitarra. Aunque también tenemos a “El escarabajo”, un relleno de 2 minutos bastante repetitivo y fuera de foco. Y además está “Los libres pecan por ser libres”, el más bizarro de los 3 instrumentales.

El mejor corte del disco es “Slide blues”, que es bastante similar a “I Can’t Quit You Baby”, pero Norberto Napolitano se luce como el extraordinario guitarrista que es, como si compitiera con Jimmy Page.

El último de los cinco temas que nos queda de Volumen 6 es “Nervioso visitante (parte II)”, que parece más bien un ensayo, no esta nada mal pero no agrega tanto tampoco.

Volumen 6 es un álbum corto que está lejos de ser uno de los grandes discos de Pappo’s Blues, pero si sos fans del Carpo no podes dejar de tenerlo en tu colección.

Persy

Pappo’s Blues – Pappo’s Blues Volumen V, Triangulo (1975)

Puntaje del Disco: 8,5

  1. Malas Compañías: 8
  2. Nervioso Visitante: 8,5
  3. Mírese Adentro: 8,5
  4. Hubo distancias en un curioso baile matinal (Parte I): 8
  5. Hubo distancias en un curioso baile matinal (Parte II): 9,5
  6. El Buzo: 8,5

Como es costumbre en Pappo’s Blues, nuevamente se cambia la formación manteniendo la figura hegemónica de Pappo, acompañado de nuevos músicos para conformar otro Power Trío. Esta vez, para grabar Triangulo, aparecen Daniel Eduardo “Fanta” Beaudoux en bajo y Eduardo Garbagnati en la batería.

Triangulo a diferencia de sus anteriores trabajos es un disco en el que Pappo’s Blues experimenta más desde el blues rock. Las canciones del álbum no son meros cortes instrumentales, trazan ritmos, vaivenes y melodías un poco más complejas pero igual de poderosas que sus discos anteriores. El virtuosismo del Carpo y sus nuevos compañeros se sigue notando, pero parecen abocados a hacer algo un poco menos genérico y más improvisado, como si fueran sesiones en las que estaban explorando.

En general el disco es sólido, aunque no hay claros clásicos para destacar en forma instantánea. De todas formas se puede resaltar lo que logran en “Hubo distancias”, especialmente la segunda parte que representan el momento más aplastante del grupo, son 10 minutos en los que desbordan rock!! Y también hay que mencionar a “El Buzo”, una rareza acústica con un aire fantasmagórico que tuvo la colaboración de Leon Gieco en las voces.

Por todo esto Volumen V termina siendo un muy buen disco de Pappo’s Blues, otro más dentro del gran repertorio del Carpo.

Persy

Pappo’s Blues – Pappo’s Blues Volumen 4 (1974)

Puntaje del Disco: 9

  1. Fiesta Cervezal: 9
  2. Gato de la Calle Negra: 9
  3. Abelardo el Pollo: 9,5
  4. Semilla de Sésamo: 8,5
  5. Con Elvira es Otra Cosa: 7
  6. Sol de Armónica: 9
  7. El Palacio de la Montaña en Invierno: 8

Así como Led Zeppelin editó Led Zeppelin I, II, III y IV, Pappo’s Blues tampoco se quedó de brazos cruzados y en 1974 nos trajo otro de sus grandes clásicos: Volumen 4. Comparar a Zeppelin con Pappo’s Blues puede ser un poco chocante. Pero no olvidemos que fue uno de los grandes exponentes de Hard Rock y Hard Blues en Argentina. De hecho, para Volumen 4, el Carpo se reagruparía con viejos conocidos armando una banda más que competente. Reaparecerían de David Lebon pero en guitarra y Black Amaya en batería al igual que en su álbum debut, a los que también se sumaron integrantes de La Pesada del Rock and Roll: Alejandro Medica en bajo e Isa Portugheis en percusiones. Con su “nueva vieja formación”, la banda nos traería en Volumen 4 esencialmente blues rock del más sucio y agresivo. En el que aparecen nuevos clásicos de Pappo.

El disco abre con “Fiesta Cervezal” con su riff sucio y letra graciosa que rockea fiel del estilo de Norberto Napolitano: “Quiero tomar, un trago de, cerveza fresca, para mi sed,  hace calor, en esta fiesta”. Después esta “Gato de la Calle Negra” que tiene un riff aún más maloso e incluso oscuro. Lo sucede mi favorito, “Abelardo el Pollo”, un clásico con otro brutal riff del Carpo. A la altura de estos tres temazos hay que ubicar a “Sol de Armónica”, una improvisación instrumental de más de 14 minutos en el que Pappo tira unas líneas y parafraseos geniales. Un poco largo es cierto, pero con mucho rock y armónica de por medio que te mantienen entretenido hasta el final.

En lo que nos queda del álbum está “Semilla de Sésamo” un instrumental rock and rollero bastante divertido, aunque un poco constante, con Pappo haciendo lo que quiere en guitarra. El otro corte instrumental es “El Palacio de la Montaña en Invierno” pero está vez tenemos un tema mucho más tranquilo, un suspiro al final del álbum. “Con Elvira es Otra Cosa” es el más flojito, es rock and roll normalito y genérico aunque no desechable, por lo cual no afecta lo excelente que resulta el álbum.

Persy

Pappo’s Blues – Pappo’s Blues Volumen 3 (1973)

Puntaje del Disco: 10

  1. Stratocaster Boogie: 9
  2. Pájaro Metálico: 9
  3. Sucio y Desprolijo: 10
  4. El Sur de la Ciudad: 9,5
  5. Sandwiches de Miga: 10
  6. El Brujo y el Tiempo: 8,5
  7. Trabajando en el Ferrocarril: 7,5
  8. Caras en el Parque: 8,5
  9. Siempre lo Mismo Nena: 8,5

Al parecer Pappo era un inconformista, se la pasaba rotando las formaciones de Pappo’s Blues constantemente. En Volumen 3 habría nuevos cambios. Hector “Pomo” Lorenzo (antiguo miembro de Los Abuelos de la Nada) se incorporaría en bateria y Carlos Alberto “Machi” Rufino se haría cargo del bajo. La nueva alineación trajo como resultado desde mi punto de vista el mejor álbum de Pappo’s Blues hasta la fecha.

Lo que cambia en Volumen 3 respecto de los anteriores discos es que el Carpo se sigue perfeccionando. En Volumen 2 el blues rock era magistral y versátil pero no se alejaba de una línea básica. En cambio, ahora Pappo aumenta la velocidad y voracidad apoyado en su virtuosismo, generando temasos que si bien son más cortos (la mayoría duran 2 minutos) también son implacables.

Así aparecen los clásicos del grupo. “Sucio y Desprolijo” es históricamente y reconocido por muchos fans como el mejor tema que compuso Pappo. Es hard rock bestial y en estado puro. “Sandwiches de Miga” es el otro temaso que me encanta. El trío la gasta, y Pappo lanza un par de líneas que son desopilantes, muy de su estilo: “No puedo evitar que vengan hacia mí los sanwiches de miga”, un ídolo.

Un escalón más abajo esta “El Sur de la Ciudad” con la voz de Machi que queda muy bien. Y también es brillante el combo entre la instrumental “Stratocaster Boogie” (excelente a pesar de parecerse mucho a “I’m Going Home” de Ten Years After) con la pulverizante “Pájaro Metálico”.

Como se darán cuenta lo mejor esta al principio del disco. Sobre el final las canciones no dejan de ser buenas, pero no llegan al nivel estelar de las anteriores. De todas maneras, Volumen 3 es sobresaliente, un gran álbum sin dudas.

Persy

Pappo’s Blues – Pappo’s Blues Volumen 2 (1972)

Puntaje del Disco: 9

  1. Tren de las 16: 8
  2. Llegará la Paz: 9
  3. Insoluble: 8,5
  4. Tema I / Hay Tiempo Para Elegir: 8
  5. Desconfío de la Vida: 10
  6. Solitario Juan: 8,5
  7. Blues de Santa Fé: 9
  8. Cementerio (Tumba): 8,5

Para su siguiente trabajo, Pappo’s Blues sufriría cambios en su formación. El baterista Black Amaya partiría para incorporarse a Pescado Rabioso y sería substituido por Luis Gambolini. Mientras que David Lebón se sumaría a Color Humano y en su reemplazo aparecería el bajista Carlos Piñata. Con su nueva alineación tan solo un año después de su disco debut llegaría Volumen 2.

Esencialmente su segundo disco no dista mucho de lo que Pappo había demostrado antes. Es más, en cierto punto se le puede reprochar al Carpo no ser un innovador y que su música puede resultar genérica. Sin embargo, estas recriminaciones pierden relevancia por dos cuestiones. En primer lugar, Pappo es uno de los bluseros más virtuosos del país y como tal su talento es irreprochable. Y en segundo lugar, lo que Norberto Napolitano y los suyos logran es generar un blues rock muy versátil. Volumen 2 tiene canciones de hard blues, hard rock, blues con piano e incluso roza el metal.

Estas dos fabulosas cualidades hacen de este disco uno de los mejores en la carrera de Pappo’s Blues. Tiene una consistencia que si le sumamos clásicos asombra. Des el comienzo con el blues rock de “Tren de las 16” el álbum desparrama una infinidad de riffs y solos de guitarra geniales del Carpo. En temas como “Solitario Juan” y “Insoluble” no se pierde ese toque de grandeza. También se puede disfrutar del riff metalero y maloso de “Llegará la paz”, una de las mejores del disco. Por su parte, “Blues de Santa Fé” es un hard blues bárbaro. Ni hablar del Jam instrumental que logra en “Tumba”, en el que parece que Pappo esta ensayando con su guitarra, haciendo destrozos.

Sin embardo, la cuota de diferenciación la aporta su clásico “Desconfío de la Vida” un Blues con piano realmente excelente, un fuera de serie. El estribillo es muy famoso: “Un viejo blues, me hizo recordar” y marca uno de sus momentos cumbres. Una pena que sea corto, al igual que el álbum que puede escucharse en un suspiro. Pero vale la pena.

Persy

Pappo’s Blues – Pappo’s Blues Volumen 1 (1971)

Puntaje del Disco: 8

  1. Algo Ha Cambiado: 9,5
  2. El Viejo: 8,5
  3. Hansen: 9
  4. Gris y Amarillo: 7,5
  5. Adiós Willy: –
  6. El Hombre Suburbano: 6,5
  7. Especies: 8
  8. Adónde Está La Libertad: 8

En el año 1971 el guitarrista Norberto Napolitano, alías “Pappo”, abandonaría Los Gatos para formar un nuevo prometedor trío, que contaba en sus filas con David Lebón en Bajo y Black Amaya en bateria. El trío se llamó Pappo’s Blues en clara referencia al liderazgo de Pappo sobre el resto.

Su álbum debut no tardaría en llegar y en 1971 se editaría Pappo’s Blues Volumen 1. Fiel a su estilo Pappo nos trae un álbum de Hard Rock y Hard Blues de calidad, que toma influencias de Deep Purple, Hendrix y Led Zeppelin.

Volumen 1 es muy bueno y bastante sólido. En el podemos encontrar un par de clásicos que desde mi punto de vista se destacan sobre el resto: “Algo Ha Cambiado”, un devastador rocker con Pappo violando literalmente a su guitarra; y “Hansen”, que tiene una de las mejores sincronizaciones instrumentales del grupo, resaltándose el monstruoso riff de bajo de Lebón y luego Pappo demostrando su virtuosismo.

El resto del material también es competente. “El Viejo” es un blues más cauto pero psicodélico. En cambio, “Especies” es rock más violento y vibrante. “Adiós Willy” es un breve pasaje instrumental de piano que le agrega variedad al álbum. Y “Adónde Está La Libertad” es otra de las canciones de protesta más reconocidas de la banda. Cuenta con un jam instrumental blusero que impresiona, pero a mi entender no es tan interesante como “Hansen”. El único corte que no me resulta tan atractivo es “El Hombre Suburbano”, por ser un blues/rock más genérico que el resto.

En sus posteriores trabajos la formación de Pappo’s Blues sufriría cambios, manteniendo por supuesto la figura de Pappo, quien seguiría ofreciendo su mejor rock.

Persy